Caminaba por una playa en California cuando halló los restos de una sorprendente y gigante criatura

El fin de semana pasado, una fotógrafa profesional, Elke Teichmann, decidió pasear por la playa de Fort Funston. En medio de su caminata, a la que salió con su amiga, encontró algo extraño. A la orilla del mar, junto con toda la madera que había sido arrastrada por la tormenta, destacaba una especie de esqueleto de gran tamaño. La mujer no dudó en tomar unas imágenes para mostrar su sorprendente hallazgo.

Elke apeló después a su cuenta de Instagram, donde publica con el usuario elketeichmannphoto, y compartió las postales, tomadas desde distintos ángulos: “La tormenta del Área de la Bahía de San Francisco arrastró lo que creo que son las vértebras cervicales de una ballena a la orilla de Fort Funston. Conmovedora representación del poder de la naturaleza”, escribió en la descripción.

En una entrevista para el medio local SFGate, explicó que cuando vio por primera vez los restos “parecía un objeto blanco que se asomaba a través de todas las ramas dispersas”. Sin saber exactamente lo que era, presentía que se trataba de algo único, por lo que decidió tomar algunas fotografías.

Imagen del cráneo de una ballena gris moderna

Imagen del cráneo de una ballena gris modernaInstagram / @elketeichmannphoto

La suposición de la joven sobre este raro objeto no estaba tan equivocada. Un investigador del Museo de Paleontología de UC Berkeley, Robert Boessenecker, explicó al medio citado que se trata del cráneo de una ballena gris moderna (Eschrichtius robustus) y destacó que son fáciles de identificar, debido a su estrechez. No obstante, aún no hay una explicación clara de cómo estos restos terminaron en la arena.

La comunidad virtual reaccionó a la publicación. Sus comentarios estuvieron en la misma sintonía y mostraron su sorpresa por este asombroso hallazgo: “¡Qué increíble! ¡Qué especial debe haber sido toparse con eso!”; “¡Vaya, eso es salvaje!”. Incluso uno de los usuarios aseguró que visitaría el sitio para poder verlo con sus propios ojos.

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) explica en su sitio web que la ballena gris se encuentra regularmente en el Océano Pacífico norte. También es conocida como “pez diablo”, debido “a sus reacciones agresivas cuando se las arponea”. Pueden alcanzar hasta unos 15 metros de largo y pesar aproximadamente 40 kilogramos, aunque las hembras son más grandes que los machos.

Una de las fotografías que tomó Elke Teichmann

Una de las fotografías que tomó Elke TeichmannInstagram / elketeichmannphoto

Esta especie realiza una de las migraciones más largas de cualquier mamífero. Sus ejemplares viajan alrededor de 16.000 kilómetros de ida y vuelta y en algunos casos pueden hacer recorridos mucho más extensos. La dependencia destacó que estos animales se “enfrentan a amenazas de colisiones con embarcaciones, enredos en instrumentos de pesca y otras fuentes de perturbación”. Ante estas problemáticas, la especie se encuentra en peligro de extinción, por lo cual desde los años 30 y 40, las autoridades promulgaron distintas medidas internacionales que buscan su conservación.

La NOAA mencionó que, según datos de identificación fotográfica recopilados en la isla de Sakhalin y el sureste de Kamchatka, Rusia, actualmente “se estima que la población occidental incluye menos de 300 ejemplares”.

Otro increíble hallazgo

Recientemente se informó sobre una orca que encalló y murió en una playa de Florida. De acuerdo con las autoridades, fue un bañista quien encontró el ejemplar a la orilla del mar. El hallazgo llamó la atención de locales y turistas, que quisieron acercarse para verlo.

La orca quedó varada este miércoles

La orca quedó varada este miércolesFacebook / flaglersheriff

LA NACION

Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *