Incendio en Recoleta: las víctimas de la tragedia integraban una reconocida familia de la comunidad judía

Las cinco víctimas mortales del trágico incendio ocurrido en un edificio de 14 pisos de Recoleta son integrantes de una reconocida familia de la comunidad judía asentada en esa zona de deslinde entre los barrios de Recoleta y Balvanera, muy cerca de la sede de la AMIA.

“Se trata de la familia Jabbaz, compuesta por Ioni y Sari, y tres de sus hijos”, informó la Agencia Judía de Noticias (AJN) en su sitio web. Las víctimas vivían en el séptimo piso. Allí vivían la pareja y nueve hijos.

Los tres chicos fallecidos fueron identificados como Rafael, Orly y Ester Jabbaz, de entre 5 a 7 años de edad, que habían sido trasladados al hospital Gutiérrez. En el Hospital Fernández falleció la madre de los menores, Sofía Kibudi. En el Hospital Ramos Mejía murió la tercera víctima, de 20 años, sin confirmación de su identidad, pero rescatada del mismo departamento donde se desató el trágico incendio. Autoridades de la comunidad judía confirmaron que se trata de otra de las hijas.

Luciano Skef, presidente de Jevra Hatzalah Argentina, el equipo de emergencias de la comunidad judía, que fueron los primeros en llegar, esta madrugada, al epicentro del incendio de dos de los pisos del edificio ubicado en Ecuador 1022, en Recoleta. “Murieron cuatro chicos y la mamá, son una familia religiosa que asiste a un templo a pocas cuadras de acá”, explica Skef a LA NACION.

Los videos del incendio que se desató esta madrugada en un edificio de Recoleta

El padre de familia, en tanto, se encuentra internado. Él fue el primero que salió del departamento para intentar conseguir ayuda, una vez que comenzó el incendio y el humo sofocaba. Pero ya no pudo volver a entrar a rescatar a su familia porque se descompensó.

“Con profundo pesar, expresamos nuestras condolencias a los seres queridos de las personas fallecidas en el terrible incendio de esta madrugada, en el edificio de la calle Ecuador. Deseamos la pronta recuperación de los heridos de esta tragedia que entristece a toda la sociedad”, sostuvo la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en su cuenta de Twitter.

Todo comenzó a las 5.45 en el departamento del séptimo piso del edificio situada en Ecuador 1022, según dijo a LA NACION Dolores, una testigo de la tragedia.

La primera llamada al 911 ingresó a las 5.45 con 11 segundos. En total hubo 26 llamadas. Cuatro minutos después, según fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, llegó un móvil de la Policía de la Ciudad. Los uniformados pidieron “con prioridad” la colaboración de bomberos.

Entre 5.49 con 23 segundos y las 5.50 con 12 segundos arribaron otros dos patrulleros. El personal policial comenzó con la evacuación del edificio. Los Bomberos de la Ciudad llegaron al lugar del incendio a las 5.52 con 16 segundos.

“El fuego se desarrolló en el séptimo piso y se desplazó hasta el octavo. Se registró en un ambiente de tres metros por diez metros, abarcó la cocina, tres dormitorios y un baño en forma generalizada”, según informaron fuentes policiales.

Los Bomberos trabajan en el lugar de la tragedia

El fuego, además, afectó el living del departamento del octavo piso. El resto de los los ambientes solo estuvieron afectados por el humo y rotura de vidrios.

“Por su magnitud, los Bomberos atacaron con varias líneas en simultáneo, con hidroelevador, para poder controlarlo y luego extinguirlo”, agregaron las fuentes consultadas.

En total, se asistieron a 30 personas, 11 en el lugar y 19 fueron trasladadas en 22 ambulancias a seis centros de salud: siete al Hospital Gutiérrez, cuatro al Hospital Ramos Mejía, dos al Hospital Rivadavia, tres al Hospital Fernández, dos al Hospital Elizalde y una al Hospital Durand.

Además, tres efectivos de la Policía de la Ciudad fueron trasladados de manera preventiva al Hospital Ramos Mejía, afectados por inhalación de humo. Ellos fueron los primeros en llegar al lugar y estuvieron a cargo de la evacuación de los vecinos.

Primero quiero dar mis condolencias a los familiares de los fallecidos, una situación muy dura y difícil. Al minuto estaba la presencia de la Policía de la Ciudad, a los siete minutos llegaron los Bomberos hicieron un trabajo como siempre, dejando su vida. Felicitarlos una vez más por el compromiso y dedicación que muestran. Quiero destacar el compromiso de todo el equipo de emergencia, arriesgando su vida por el prójimo y el bien de la comunidad”, sostuvo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Relacionados