Grave incendio en Recoleta: se prendió fuego un edificio y ya hay al menos cinco muertos y 35 heridos

Bomberos de la Ciudad trabajan este jueves por la mañana en el incendio de un departamento del barrio porteño de Recoleta. Según las primeras informaciones, el fuego se registró en los pisos séptimo y octavo del edificio, que en total tiene 14 plantas y que está ubicado en Ecuador al 1022, a metros de la Avenida Córdoba.

El titular del SAME, Alberto Crescenti, precisó que “pese a los esfuerzos para reanimarlos” ya hay cinco muertos -tres menores y dos mujeres adultas- y 35 personas trasladadas a hospitales porteños.

“Una de las mujeres falleció en el Hospital Ramos Mejía y otra, en el Hospital Fernández. Se hizo lo imposible para sacarlas de esa situación pero fue imposible por la cantidad de humo que se inhaló”, sostuvo. En tanto, las autoridades consignaron que los niños que murieron vivían en el piso 7, de donde fueron retirados con vida, pero llegaron fallecidos al Hospital Gutiérrez. “Uno de los chiquitos fue alcanzado por las llamas”, dijo Crescenti.

Para las 8, confirmó que el incendio estaba “controlado” y que personal del SAME revisaba el edificio para evaluar el estado de la gente que aún se encontraba en el interior.

“Estamos recorriendo piso por piso, peinando todo el edificio nuevamente, para saber si inspiraron humo o no los que quedaron en los departamentos no afectados”, manifestó. Las autoridades consignaron que en los pisos superiores al ocho no se evacuaron más víctimas. Además, el médico expresó que recibieron el alerta a las seis menos diez de la mañana.

En el lugar trabajaron 22 ambulancias y ocho dotaciones de bomberos. Entre ellos, el cuerpo de emergencias de la colectividad judía. En total fueron asistidas 30 personas del edificio, derivadas a seis centros de salud: siete, al Hospital Gutiérrez; cuatro, al Ramos Mejía; dos, al Rivadavia -uno es un hombre de 52 años con ventilación mecánica asistida, en estado delicado-; tres, al Fernández; dos, al Elizalde; y uno al Durand. Son siete los menores en tratamiento.

Además se trasladaron a tres efectivos de la Policía de la Ciudad al Hospital Ramos Mejía por inhalación de humo y de manera preventiva, ya que fueron los primeros en llegar al lugar y estuvieron a cargo de la evacuación de los vecinos.

Cuando comenzaron las tareas, en sus primeros intercambios con la prensa, Crescenti había revelado que entre los afectados había “menores en grave estado” en el Hospital de Niños y una embarazada, también en grave estado, trasladada al Hospital Ramos Mejía. Asimismo, que eran varios los pisos tomados. “Estamos esperando novedades en los hospitales, los están reanimando, están en paro cardiorrespiratorio”, indicó en ese momento.

El subcomandante Pablo Giardina, de los Bomberos de la Ciudad, precisó que las llamas se iniciaron en un departamento del séptimo piso, ocuparon toda esa planta, y después se propagaron a una unidad del octavo. “Las cinco personas fallecidas fueron rescatadas con vida e inconscientes, entregadas al personal médico del SAME y lamentablemente después llegaron óbitos a los respectivos nosocomios. Todas las personas que fallecieron fueron rescatadas del séptimo piso”, manifestó.

Por ahora se desconocen los motivos del incidente, pero desde la Ciudad informaron que el foco ígneo se registró en un ambiente de 3x10x2,8 metros en el séptimo piso, abarcó la cocina, tres dormitorios y un baño, todos en forma generalizada. También llegó a pasillos y afectó un living-comedor del departamento que ocupa todo el piso octavo, en tanto el resto de los ambientes solo estuvieron afectados por el humo y presentaron rotura de vidrios. El edificio, aseveraron, contaba con toda la documentación habilitante al día.

Tareas de rescate

De acuerdo a información a la que pudo acceder LA NACION sobre cómo se desarrollaron las tareas en la emergencia, los bomberos trabajaron en simultáneo: por un lado protegieron a tres personas -un mayor y dos menores- y atacaron el fuego con dos líneas de 38 milímetros; mientras que, por el otro, realizaron una inspección en los pisos. También desplegaron un hidroelevador para un emplazamiento primario.

El SAME trabajó con 25 ambulancias

El SAME trabajó con 25 ambulanciasGustavo Amarelle / Télam

Una niña de unos 9 años fue atendida, a quien el personal le suministró oxígeno. También una mujer mayor fue descendida por las escaleras internas, con una tabla rígida y un collar cervical. Con esta última persona, son dos mujeres adultas mayores que pudieron ser rescatadas con vida y conscientes.

Una mujer que vive en la cuadra donde se encuentra el edificio incendiado, de nombre Romina, contó al canal TN que se oyó “una explosión” por la madrugada. “Se escuchaban gritos de auxilio, vimos niños, era mucho el humo. Vi dos niños como asomados al balcón”, refirió.

Hay 18 heridos

Hay 18 heridosGustavo Amarelle / Télam

Por su parte Horacio, que reside en el primer piso de la propiedad afectada, dijo en Radio Mitre que a las 6 les empezaron a tocar el timbre y golpear las puertas para que salgan de sus unidades. “Pensamos que era un asalto, hace un par de meses asaltaron con armas de fuego el edificio así que no abrí la puerta”, contó, una vez ya afuera.

Otro testigo clave fue Nicolás, un hombre que trabaja en un puesto de diarios en la esquina. “Alrededor de las seis menos veinte, seis menos cuarto, se empezó a escuchar un chispazo, como quien prende un asado, y pensamos que era nuestro aire acondicionado. Me asomé a la esquina y era el balcón que se estaba empezando a prender fuego, salían chispas de ahí. No habrán pasado dos minutos que empezó la llama alta”, sostuvo.

En el lugar trabajaron 22 ambulancias

En el lugar trabajaron 22 ambulanciasGustavo Amarelle / Télam

Relató, a su vez, que el fuego subió por la pared desde el séptimo piso hacia el octavo. “En 15 años que laburo en la calle no vi un incendio como ese”, expresó en Crónica TV y continuó: “Ni bien empezaron los chispazos, les empecé a gritar a los chicos de la estación de servicio de enfrente que se estaba prendiendo fuego el balcón, para que saquen los autos que estaban ahí estacionados. Empezaron a sonar las alarmas y llamamos todos: los chicos de la estación, yo”.

Además, destacó la labor de las autoridades: “Llegaron enseguida. El actuar de todas las fuerzas fue impecable, uno a veces se queja, pero esta vez fue impecable”.

Ahora, hay presencia de Agentes de Tránsito en la zona y se realiza el desvío de los automóviles en la Avenida Pueyrredón. Se colocó la información en los carteles electrónicos para que los automovilistas eviten la zona.

Relacionados