Facturas: adiós a una marca popular al momento de pagar las cuentas

En los últimos días, dos billeteras virtuales anunciaron que cierran o se transforman. Se trata respectivamente de Todo Pago, de la empresa Prisma, y Ank, la aplicación que lanzó hace dos años el brasileño Itaú Unibanco que permite a los usuarios centralizar el manejo de sus cuentas bancarias en una misma plataforma, que en ambos casos tendrán cambios en el corto plazo.

En el caso de Todo Pago, la billetera virtual comenzó a enviar mails a sus clientes en las últimas semanas, en donde informó que, a partir del 30 de este mes, las cuentas quedarán inactivas. “Si abonabas tus servicios con tu billetera Todo Pago no te preocupes. Podrás ingresar a PagoMisCuentas con el usuario y contraseña de tu billetera para pagar tus facturas y guardar o revisar todos los comprobantes”, dice el correo electrónico.

En Prisma explicaron que “el cambio que estamos implementando tiene que ver con unificar marcas y eficientizar la propuesta hacia los comercios”. Es por eso que Todo Pago pasará a ser parte de Payway, un sistema que permite a los comercios cobrar con medios de pago electrónicos y digitales.

“Payway ofrece la familia de productos más amplia del mercado acorde a las diferentes necesidades de los comercios, que incluye: homologación de los sistemas de los comercios para ventas con medios electrónicos y digitales de pago, terminales inteligentes, QR dinámico y estático, venta online, link de pagos, Gateway de pagos, débitos automáticos y venta telefónica. Además, el portal y la app de Payway permiten hacer un seguimiento gratuito de las ventas y autogestionar todo lo que necesita el comercio”, comentó Emiliano Porciani, chief commercial officer de Prisma Medios de Pago para la línea de negocios de Merchant Payment Solutions Line of Business.

Por otro lado, el banco brasileño Itaú Unibanco anunció ayer que, “considerando el escenario mundial de suba de tasas e impacto en las valoraciones en las fintechs [empresas tecnológicas de finanzas], ha decidido desinvertir en su operación de Ank, y reevaluar los caminos estratégicos posibles en un plazo de 60 días”.

Todo Pago se transformá y se integra a Payway

Todo Pago se transformá y se integra a Payway

Las opciones que están analizando son vender la tecnología o cerrarla definitivamente e integrarla con la entidad, que tiene presencia en ocho países y hace más de 40 años está en la Argentina. La propuesta de valor de Ank era ofrecer a sus usuarios la posibilidad de operar distintas cuentas bancarias desde una misma aplicación.

Con respecto al futuro de Ank, desde la compañía informaron que “se están considerando tres escenarios: ronda de inversores, un hub IT para prestar servicios de tecnología para las empresas del Grupo en la región o la relocalización de sus equipos dentro de las empresas que conforman el Grupo”. La decisión se concretará en un plazo de 60 días.

En los últimos años, crecieron en la Argentina la cantidad de billeteras virtuales, que ofrecen no solo ser utilizadas como medios de pago, sino alternativas de inversión y algunas hasta permiten sacar créditos. De acuerdo con un informe elaborado por la Cámara Argentina de Fintech, el ecosistema en el país se duplicó en dos años: pasó de 133 empresas en 2018 a 268 en 2020. En ese universo, donde coexisten múltiples firmas y servicios que combinan los servicios financieros con la tecnología, se destacan las dedicadas a los pagos digitales, que concentra a 64 jugadores.

Los cambios regulatorios que impulsó el Banco Central desde la anterior gestión aceleraron la expansión del sector, con jugadores de diferentes características, que expandieron las fronteras más allá de las apps de homebanking de las entidades tradicionales.

El principal jugador del sector es Mercado Libre, la firma de Marcos Galperin, a través de su unidad Mercado Pago. Esta división nació como procesadora de pagos dentro de la plataforma, pero luego se expandió hacia todos los negocios financieros y se potenció tras la pandemia.

El otro gran jugador del sector es Ualá, la empresa liderada por Pierpaolo Barbieri, que también permite gestionar una cuenta virtual (CVU) y que recientemente concretó la compra del banco Wilobank, de Eduardo Eurnekian, que quedó como accionista. También se destacan Cuenta DNI, del Banco Provincia, y Naranja X.

El avance de los nuevos jugadores motivó la reacción de los bancos tradicionales. Unidas, las principales entidades privadas y públicas lanzaron Modo, una plataforma que, en lugar de permitir alojar fondos propios, consolida todos los medios de pago (tarjetas de crédito y débito) y las cuentas bancarias ya existentes, para poder realizar transferencias y pagos desde un dispositivo móvil.

Relacionados