Rusia redobla ataques, intenta avanzar en el este de Ucrania

KIEV, Ucrania (AP) — Los intensos combates continuaban el martes en la región oriental del Donbás, donde fuerzas rusas han redoblado sus bombardeos más allá del frente, según dijo el Ministerio británico de Defensa.

Moscú enfrenta una firme resistencia ucraniana a sus esfuerzos por rodear los alrededores de la ciudad de Sievierodonetsk y consolidar el control ruso en la región de Luhansk, su principal objetivo pero no su único frente abierto en la campaña por capturar el Donbás, según indicó el Ministerio en un reporte en Twitter.

Las ciudades que no estaban bajo control ruso sufrían ataques constantes y un funcionario ucraniano dijo que las fuerzas rusas apuntaban a los civiles que trataban de huir.

Rusia está decidida a tomar el corazón industrial en el este del país, donde hay fábricas y minas de carbón, y ha hecho algunos avances localizados, según el reporte británico. Sin embargo, la consolidada Fuerza de Operación Conjunta ucraniana sigue teniendo el control efectivo de ese frente.

Más al norte, en la segunda ciudad más grande de Ucrania, Járkiv, la población hacía fila para recibir raciones de té, azúcar, pasta y cereales, y sostenían bolsas de plástico para recibir tazas de harina y otros suministros. Un trabajador de ayuda dijo que mucha gente había huido cuando la ciudad estuvo asediada y luego regresó sin ingresos regulares ni medios para alimentar a su familia sin ayuda.

Jersón, una zona que limita con Donestk al este y con Crimea, fue tomada por fuerzas rusas al comienzo de la guerra. Un funcionario allí dijo que el gobierno proKremlin de la región pedirá a Moscú que instale una base militar.

“La pediremos, toda la población está interesada en ello. Es de vital importancia y se convertirá en una garantía de seguridad para la región y sus residentes”, dijo Kirill Stremousov, número dos del gobierno nombrado por Moscú para Jersón, en declaraciones publicadas por la agencia noticiosa estatal rusa RIA Novosti.

Los funcionarios ucranianos han especulado con que Rusia planea un referéndum de independencia en la región, similar a los celebrados en Donetsk y Luhansk en 2014. Moscú reconoció a las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Luhansk dos días antes de invadir Ucrania y lo utilizó como pretexto para enviar tropas al país vecino.

Stremousov negó estos planes a principios de mes y apuntó que la región pedirá al Kremlin que la incorpore al país. El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, ha apuntado que serán los residentes de Jersón quienes decidan cómo y dónde quieren vivir.

En una reunión en Tokio con otros líderes de la coalición de seguridad indopacífica conocida como Quad, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el martes que la guerra rusa en Ucrania ha traído “una hora oscura en nuestra historia compartida”.

Líderes internacionales de defensa acordaron el lunes enviar más armas avanzas a Ucrania, incluido un sistema lanzamisiles Harpoon y misiles para proteger su costa, según dijo a la prensa el secretario estadounidense de Defensa, Lloyd Austin.

En un mensaje en video al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, pidió sanciones “máximas” contra Rusia, con un embargo al crudo ruso, su aislamiento comercial total y la retirada de empresas extranjeras en Rusia.

Más tarde, en su mensaje vespertino al país, Zelenskyy dijo que cuatro misiles habían matado a 87 personas la semana pasada en la localidad de Desna, 55 kilómetros (34 millas) al norte de Kiev, en uno de los ataques con más muertos de la guerra.

___

Becatoros informó desde Kramatorsk, Ucrania. Los periodistas de Associated Press Yuras Karmanau en Leópolis, Andrea Rosa en Járkiv, Danica Kirka en Londres y otros empleados de AP en todo el mundo contribuyeron a este despacho.

Relacionados