Hubo otros escándalos mundiales pero ninguno como este Brasil-Argentina