Tras un operativo hollywoodense, la calma llegó a la Selección y los cuatro “ingleses” podrán estar en el clásico contra Brasil