Fue evacuado de Afganistán, pero logró representar a su país en los Juegos Paralímpicos de Tokio