Las lágrimas de Claudio Rígoli al hablar de la muerte de su hermano: “Tenía una cierta discapacidad mental, pero por otro lado era brillante”

Tuve dos golpes duros en la vida: la muerte de mi hermano y la de mi padre”, dijo este sábado Claudio Rígoli, durante su paso por PH: Podemos Hablar. “Con respecto a mi hermano, volvería a ese fin de semana antes de su muerte, al menos para pasar dos horas con él. A mi padre, por algunas preguntas que me quedaron”, compartió al borde del llanto el periodista.

Ante la intriga de Andy Kusnetzoff sobre cuáles fueron las preguntas pendientes, el conductor de Telenueve contó: “Un día lo escucho diciendo: ‘Uno se va de esta vida y se lleva cosas a la tumba’. Nunca se lo pude preguntar, por momentos digo puede ser una nimiedad o algo profundo, no lo sé”.

En cuanto a su hermano, que falleció a los 32 años, Rígoli expresó: “Mi hermano Charly murió en el ‘88. A los 6 meses confundieron una meningitis con empacho. Estuvo 4 meses en el Hospital de Niños y quedó con cierta discapacidad. Tuvo una experiencia de vida fenomenal, tenía cierta discapacidad mental, pero por otro lado era brillante. Yo tiraba 25 lápices en la mesa y escondía uno y él me decía: ‘falta el marrón’”. La angustia y tristeza no lo dejó seguir hablando, por lo que el conductor le dio unos minutos para recomponerse.

Fiel al estilo del programa, PH: Podemos Hablar fue una montaña rusa de emociones. De hecho, minutos antes de quebrarse al recordar esas dos muertes que dejaron una profunda huella, Rígoli contó que recibió una propuesta indecente a cambio de sexo.

El conductor de noticiero abrió su corazón y tras hablar de su fracaso matrimonial con la madre de sus hijos, hizo una confesión inesperada: “Una vez una mujer me ofreció un BMW”. Ante el asombro del resto de los invitados, el periodista aseguró que no aceptó la propuesta y explicó los motivos. “Dije que no por dos cosas. Una no manejo, siempre me llevan”, bromeó, entre risas. Con un tono más serio, advirtió: “Me resultó chocante, me pegó mal y la verdad que no. También me parece chocante de parte de un hombre cuando lo hace con una mujer. Me parece detestable. Pero sí, he tenido propuestas así. De hombres también”.

Esta nueva confesión llamó aún más la atención del conductor de Telefe, quien quiso indagar más al respecto: “Siempre detesté la cuestión de entablar una relación y jugar con la cuestión del poder. Cuando eran hombres tenía una reacción más intempestiva que cuando era de una mujer. Para mí la seducción hacia alguien tiene que partir del respeto e ir generando esa química, y si hay una respuesta ir avanzando”, señaló.

“¿A vos no te tiró los galgos Enrique Iglesias?”, le preguntó Kusnetzoff a Agustina Casanova, otra de las invitadas de la noche. “Es verdad”, respondió la conductora y enseguida relató cómo sucedieron los hechos con lujo de detalles: “Voy a entrevistarlo a Las Vegas, mega hotel y yo me volvía a la Argentina sin la nota porque Enrique estaba en cualquiera. Terminó el show, vi un ascensor y me metí a esperar. Encapuchado se mete con custodio, lo miré a los ojos y le dije: ‘Enrique, vine desde la Argentina especialmente a hacerte una nota y no me la estás dando’”, recordó.

Si bien la periodista logró su objetivo, lo que nunca pensó es que el cantante español iba a pretender algo más que una entrevista. “Me dice que sí, me atendió en su habitación de hotel, hicimos la nota, terminamos, se apaga la cámara, charlamos de fútbol y de repente me dice: ‘Bueno, ¿y ahora qué haces? Presento mi ron en la discoteca del hotel, ¿por qué no venís conmigo? Miro detrás de cámara, aparece mi marido y le dice: ‘¿Qué tal? Soy el marido’”, rememoró, entre risas.

Lejos de ofenderse por la propuesta, Casanova advirtió: “Si me agarraba soltera, bah si Lautaro (su esposo) no estaba ahí, está clarísimo que yo hubiese ido a la discoteca. Estaba en Las Vegas y lo que pasa en Las Vegas…”.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Relacionados