Continúa el misterio por el hornero que dejó de construir su nido

“Está continuamente, pero no sigue la casa”. Con esas palabras, Walter Malfatto, productor de la zona de Bragado, no le encuentra explicación a la actitud de un hornero que, luego de haber comenzado a levantar su nido sobre una tranquera hace más de dos meses, da vueltas por el lugar pero no reactiva la construcción.

A principios de mes, en un video Malfatto contó que el hornero que había iniciado un nido en la tranquera del campo repentinamente dejó de hacerlo. Lo atribuyó, en ese momento, a la falta de barro debido a la sequía.

“Este hornero ha empezado la casa hace más de dos meses y ha tenido que parar por falta de barro”, señaló en ese momento el productor, que entendió en esa actitud una especie de anticipo de un posible ciclo seco en la zona. En rigor, las lagunas ya se encontraban sin agua, según relató.

Hace unos días, allí llovió 36 milímetros. Sin embargo, el hornero, pese a estar revoloteando en el lugar, no sigue la construcción.

“Llovió, pero había una seca tremenda y se secó todo lo que llovió”, contó el productor, que describió que pese a haber cesado la construcción el ave daba vueltas alrededor.

“No sigue construyendo, es algo que llama la atención, he visto varias casitas (de hornero) en el pueblo y no las siguen”, indicó.

A principios de agosto, el productor Walter Malfatto contó en un video que el hornero había dejado de construir su nido en la tranquera

Antes de la postura de huevos, los horneros suelen construir su nido entre abril y junio. En sus construcciones circulares suelen mezclar pajas, fibras vegetales que encuentran y barro. Son estructuras que presentan una buena resistencia.

En la zona, napas que estaban a 2,5 metros de profundidad a esta altura del año pasado, en 2021 se fueron a un nivel de 3,5 metros.

La situación respecto del clima para la nueva campaña agrícola es algo que se sigue de cerca en el sector. Recientemente, en el marco del congreso anual de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), Roberto De Ruyver, director del Instituto de Clima y Agua del INTA, señaló: “Las probabilidades de tener una fase fría o La Niña están cercanas al 70% y de una fase de neutra solo el 30%. Es probable que vayamos nuevamente hacia una condición de Niña, tal como sucedió el verano pasado”.

No obstante, aclaró que de repetirse el fenómeno podría tener menor intensidad que en el anterior ciclo. “Lo que uno tiende a ver es que la segunda Niña suele no ser tan intensa como la del verano precedente, al menos lo que se ve estadísticamente”, indicó.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Relacionados