Ciudad natal: Después de vivir afuera, una arquitecta convirtió un PH antiguo de Bahía Blanca en su casa-estudio

Tenía una convicción: de regreso a Bahía Blanca, su ciudad natal, no quería vivir en un departamento –como lo había hecho en La Plata, Buenos Aires y Barcelona, ciudades en las que estudió–, pero una casa le parecía demasiado grande. El espacio al aire libre, sin embargo, le resultaba indispensable. Entonces, la arquitecta María Paula Baliña“>María Paula Baliña, creadora de Estudio MPB, empezó la búsqueda de un PH, una tipología no tan común en el centro de la ciudad. Cuando visitó esta propiedad, se ilusionó.

Baliña decidió modificar la fachada: eligió un portón alto de hierro de estilo antiguo y lo retiró más de un metro de la línea municipal para que los medidores de gas quedaran al alcance.
Baliña decidió modificar la fachada: eligió un portón alto de hierro de estilo antiguo y lo retiró más de un metro de la línea municipal para que los medidores de gas quedaran al alcance. Gentileza Nicolás Herrero
Con el mismo color que el portón de calle se pintó el del segundo ingreso, que da al patio.
Con el mismo color que el portón de calle se pintó el del segundo ingreso, que da al patio.Gentileza Nicolás Herrero

Dos puertas después, la casa

La obra comenzó en marzo de 2020 y, pandemia de por medio, Paula se mudó en diciembre, con las refacciones todavía en marcha. Tras la reforma, a vivienda tiene 58m2 cubiertos y 39m2 descubiertos.
La obra comenzó en marzo de 2020 y, pandemia de por medio, Paula se mudó en diciembre, con las refacciones todavía en marcha. Tras la reforma, a vivienda tiene 58m2 cubiertos y 39m2 descubiertos.Gentileza Nicolás Herrero

“Todas las partes sociales daban a patios que, a pesar de ser secos, tenían potencial. Parte de la reforma se centró en abrir aún más esa conexión con el exterior”

Arq. María Paula Baliña, a cargo del proyecto y dueña de casa

La relación adentro-afuera cambió por completo: antes solo había dos pequeñas puertas y ventanas en altura. Tras la obra, todos los ventanales son corredizos, de DVH, de piso a techo. Para dar continuidad, el piso sigue la misma grilla y dimensión (60×60): es de porcelanato simil cemento alisado adentro (liso) y rugoso en el patio.

Consola heredada a la que le cambió las patas y renovó los tiradores con pintura gris. Dos butacas diferentes: una de madera, que compró; la otra, regalo familiar, la retapizó de amarillo. La mesa de centro es de diseño propio. Araña de su abuela.
Consola heredada a la que le cambió las patas y renovó los tiradores con pintura gris. Dos butacas diferentes: una de madera, que compró; la otra, regalo familiar, la retapizó de amarillo. La mesa de centro es de diseño propio. Araña de su abuela.Gentileza Nicolás Herrero

Para tomar forma, el living ganó una franja lateral del patio (donde está el mueble de TV) y lo que era el recibidor.

En el patio de acceso a la vivienda, aprovechó para instalar un módulo que funciona como parrilla, bicicletero y ténder.
En el patio de acceso a la vivienda, aprovechó para instalar un módulo que funciona como parrilla, bicicletero y ténder.Gentileza Nicolás Herrero
En donde ahora está la circulación hacia el estudio, antes había un escalón de 18cm. de altura, que se eliminó.
En donde ahora está la circulación hacia el estudio, antes había un escalón de 18cm. de altura, que se eliminó.Gentileza Nicolás Herrero

“Uno de los mayores logros de la obra fue ganar 8m2 en lo que era el recibidor, y transformarlo en living-escritorio: si bien es angosto (tiene 2,7m), es suficiente y resulta muy cómodo”.

En el extremo del espacio de trabajo diseñó un mueble de piso a techo que es biblioteca a un lado y espacio de guardado hacia el otro, haciendo también de tabique divisor. Con luz natural y un sector propio, logró el espacio de trabajo que necesitaba.

Escritorio con base de hierro pintada de blanco y tapa de paraíso (Estudio MPB). Arriba, caló la pared para lograr un nicho que sirve de estante y pizarra. La lámpara sigue la paleta amarilla de la butaca.
Escritorio con base de hierro pintada de blanco y tapa de paraíso (Estudio MPB). Arriba, caló la pared para lograr un nicho que sirve de estante y pizarra. La lámpara sigue la paleta amarilla de la butaca. Gentileza Nicolás Herrero

El PH estaba en condiciones originales: había fisuras, humedad, desprendimiento de yeso, todos temas a solucionar en obra. Uno de los motivos del deterioro era un antiguo olmo que había crecido en el patio y removió toda la estructura de la casa. Baliña decidió hacer de nuevo todas las instalaciones (eléctricas, sanitarias y de gas), nuevos contrapisos, revestimientos, techos y refuerzos de estructura. Además, con la colocación de carpinterías de piso a techo reforzó los apoyos con perfiles IPN.

La segunda habitación antes tenía ventana hacia el patio de ingreso; ahora, da al pulmón trasero.
La segunda habitación antes tenía ventana hacia el patio de ingreso; ahora, da al pulmón trasero.Gentileza Nicolás Herrero

“Además de cuidar la hermeticidad con las aberturas y de renovar la aislación, instalamos calefacción central y aires acondicionados y ventiladores, ya que Bahía Blanca tiene un invierno y verano bastantes hostiles”

Cocina y comedor diario

Alacena y muebles bajomesada de melamina gris grafito (Faplac), alzada de acero inoxidable, mesada 'Gris mara' (todo diseño de Estudio MPB).
Alacena y muebles bajomesada de melamina gris grafito (Faplac), alzada de acero inoxidable, mesada ‘Gris mara’ (todo diseño de Estudio MPB).Gentileza Nicolás Herrero

“Quería una cocina para usar y estar: por eso integré el comedor, asegurando que todo esté iluminado y balanceando los materiales con una mirada de conjunto”

Para compensar del acero, en el comedor revisitó una pared a modo de deck vertical. Mesa con base de hierro pintada de blanco y tapa de paraíso (Estudio MPB) con ruedas, cómoda para llevar al patio. En el mueble de la cabecera, de 15cm de profundidad, guarda frascos y alimentos.
Para compensar del acero, en el comedor revisitó una pared a modo de deck vertical. Mesa con base de hierro pintada de blanco y tapa de paraíso (Estudio MPB) con ruedas, cómoda para llevar al patio. En el mueble de la cabecera, de 15cm de profundidad, guarda frascos y alimentos.Gentileza Nicolás Herrero

Como la vivienda tiene paredes de espesores considerables, caló unos centímetros para lograr nichos en la cocina, el escritorio y las mesas de noche del cuarto principal

Se cambió la ubicación de la puerta principal, hoy de guayubira.
Se cambió la ubicación de la puerta principal, hoy de guayubira.Gentileza Nicolás Herrero
Cama con cajones en la base, mesa de noche empotrada de paraíso en crudo con cabecera laqueada en blanco (Estudio MPB), espejo con marco de roble comprado en una casa de antigüedades y sillón giratorio, también de roble, de herencia familiar.
Cama con cajones en la base, mesa de noche empotrada de paraíso en crudo con cabecera laqueada en blanco (Estudio MPB), espejo con marco de roble comprado en una casa de antigüedades y sillón giratorio, también de roble, de herencia familiar.Gentileza Nicolás Herrero

Para todos los ambientes eligió el blanco. Después, se recostó en la madera y los objetos para dar color. En el cuarto principal, el cambio más importante fue el traslado de la puerta de ingreso, lo que permitió incorporar un placar al ambiente.

Conocé The Trust Project

Relacionados