San Lorenzo, de mal en peor: le robaron tres trofeos históricos del Museo del Nuevo Gasómetro