Athletic Bilbao-Barcelona: clásico con público y sin Messi en San Mamés