A los 90 años, murió el artista rosarino Eduardo Serón

A los 90 años, murió ayer a la noche en la ciudad de Rosario el artista Eduardo Serón. Estaba internado desde hacía diez días por complicaciones respiratorias no vinculadas con el Covid-19, según informaron sus allegados. Había nacido en Rosario el 12 de octubre de 1930 y fue pareja de la destacada artista Mele Bruniard, que murió en marzo de 2020 y con la que en los años 1960 formó el grupo Taller. Serón fue un estudioso de los procesos generativos de las formas visuales y uno de los primeros artistas rosarinos en dedicarse al arte concreto.

Cursó estudios de arquitectura en la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y fue profesor de pintura en la Escuela Provincial de Artes Visuales de Rosario. Desde 1957, no solo como artista, fue una pieza clave en la difusión del arte concreto en Rosario a través de su pintura, la gestión y la organización de encuentros culturales. Estuvo vinculado a dos reconocidos grupos plásticos rosarinos: Refugio, donde estudió dibujo y pintura, y Taller, donde completó su formación con Juan Grela, en quien encontró una “guía paternal”. Además, fue profesor en la Facultad de Ciencias Matemáticas, Físico-Químicas y Naturales aplicadas a la Industria de la UNL.

Serie de las Señoras Formas X (1970), óleo sobre tela, Eduardo Serón. De la Colección Museo Castagnino + Macro, Rosario
Serie de las Señoras Formas X (1970), óleo sobre tela, Eduardo Serón. De la Colección Museo Castagnino + Macro, RosarioGentileza Museo Castagnino + Macro, Rosario

De 1982 a 1984, se desempeñó como director del Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino, que posee importantes obras en su colección y publicó catálagos razonados sobre la producción seroniana. En 2009, Castagnino+Macro organizó la muestra retrospectiva Eduardo, un obstinado buceador de la forma y, en 2021, formó parte del ciclo de entrevistas Trayectorias, que se puede ver por el canal de YouTube del museo. La institución rosarina, además, alberga su valioso archivo. También se desempeñó como secretario del Museo Provincial de Bellas Artes Rosa Galisteo de Rodríguez, en la ciudad de Santa Fe, durante la gestión del artista Jorge Vila Ortiz.

Entrevistado por Mariel Heiz y Alejandra Moreno en junio de este año, el artista creador de las “señoras formas” declaró que desde la juventud su intención siempre había sido “averiguar, investigar e informarme sobre lo que se iba haciendo como innovación en el país. […] Siempre trabajé investigando procesos generativos de formas con la geometría”. El movimiento de arte concreto lo impresióno fuertemente. “Tal vez mi interés por la geometría iba de paso o era congruente con lo hecho, imprevistamente, sin proponerme hacer ninguna cosa especial, ni siquiera saber que me incluía en el arte concreto”.

Eduardo Serón retratado por Anatole Saderman en 1965
Eduardo Serón retratado por Anatole Saderman en 1965Gentileza Museo Castagnino+Macro

También contó que en su taller se juntaban muchos libros. “Leía mucha literatura norteamericana, filosofía y poesía; incluso intenté escribir algo de poesía y conocí a Raúl Gustavo Aguirre y Rodolfo Alonso, dos queridos amigos a los que sorpresivamente he sobrevivido”. Las obras de Tomás Maldonado, Miguel Ocampo y Alfredo Hlito lo impulsaron a seguir pintando y buceaado en sus “sumatorias de parábolas” visuales. “Acá en Rosario no encontraba mucho eco -les dijo a sus entrevistadoras-. No obstante, tuve grandes amistades con Alberto Pedrotti y Luis Ouvrad, y también con Leónidas Gambartes y Grela”.

Serón participó de exposiciones colectivas e individuales en galerías y museos de la Argentina, América y Europa, en espacios como el Museo de Artes Visuales Sor Josefa Díaz y Clucellas, Santa Fe (1958 y 1961); el Museo Provincial de Bellas Artes Pedro E. Martínez, Paraná (1961); el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile (1969); el Museo Sívori (1981); el Museo Castagnino (1981); el Museo Provincial de Bellas Artes Rosa Galisteo de Rodríguez (1990) y el Centro Cultural Parque de España, Rosario (2004). La galería rosarina Diego Obligado abrió sus puertas en 2012 con una muestra de pinturas de Serón, y realizó otra en 2019 con xilografías y obra gráfica. Trabajos de Serón enriquecen colecciones en la Argentina, España, Francia, Uruguay, Chile y Estados Unidos.

“Con Melé fueron una notable pareja de artistas y la muerte de ella fue un golpe muy duro -dijo el curador e investigador Fernando Farina a este diario-. Estaba muy lúcido y vital, trabajando y pensando, y el reconocimiento en vida que tuvo con el Premio Nacional a la Trayectoria Artística que se le dio en 2019 lo había reconciliado con el arte, con la gente y con el sistema”. En 2020, en la Academia Nacional de Bellas Artes se presentó el libro Eduardo Serón en la línea del arte concreto, con imágenes de su obra y una cronología a cargo de Nelly Perazzo, y que fue publicado por el galerista porteño Alejandro Faggioni.

Entre otros premios que recibió, se pueden mencionar el Primer Premio de Dibujo del Salón de Amigos del Arte, Rosario (1961); el Premio Adquisición Martín Rodríguez Galisteo del XLV Salón Anual del Museo Provincial de Bellas Artes, Santa Fe (1968); el Premio Adquisición del Banco Municipal de Rosario y el Premio Dr. Carlos Corbella, de la Fundación Héctor I. Astengo, en 1994.

Conocé The Trust Project

Relacionados