Una alcaldesa de Colombia dispuso un “encierro” de siete días para los no vacunados

La alcaldía de Sucre, en el departamento colombiano del mismo nombre, dispuso un toque de queda de siete días para quienes no se hayan vacunado contra el coronavirus. De esta manera, únicamente podrán salir de sus domicilios si es para ir a un centro de inmunización.

La decisión fue adoptada por la alcaldesa Elvira Julia Mercado, quien -explicó- busca aumentar la prevención contra un posible rebrote de casos.

La medida regirá desde el lunes próximo hasta el lunes 9 de agosto. Por ese período, quienes no tengan ninguna dosis de la vacuna contra el Covid-19 deberán permanecer en sus casas, en una suerte de cuarentena inversa.

Además del encierro para los no vacunados, la disposición obliga a los dueños de establecimientos comerciales a exigir a sus clientes el carnet de vacunación para poder ingresar. La lista de los lugares incluye -entre otros- a almacenes de barrio, supermercados, restaurantes, panaderías, depósitos, graneros, bancos y discotecas.

Las discotecas y los estacionamientos podrán funcionar hasta la 1 de la madrugada, siempre que cumplan todos los elementos de bioseguridad. ”También están en la obligación de tener a sus empleados con el carnet de vacunación y mostrarlo cuando las autoridades se lo exijan”, precisó la jefa del gobierno municipal, según el sitio del diario El Tiempo.

Télam

Conocé The Trust Project

Relacionados