Policía de nicaragua detiene a dirigente opositora, la octava en dos semanas

MANAGUA, 13 jun (Reuters) – La Policía de Nicaragua detuvo a
la dirigente opositora Támara Dávila, con lo que suman ocho
políticos aprehendidos en las últimas dos semanas, incluyendo
cuatro posibles contendientes del presidente Daniel Ortega en
las elecciones de noviembre.

La detención de Dávila, ocurrida la noche del sábado, forma
parte de la reciente escalada de represión contra la oposición,
que incluye la exclusión de candidatos presidenciales y citación
ante la justicia de periodistas críticos.

El gobierno izquierdista de Ortega ha dicho que sólo está
haciendo cumplir la ley, que le permite apresar a quienes
reciban financiación extranjera, publiquen información “falsa”
o, entre otras cosas, hayan celebrado las sanciones
internacionales contra los nicaragüenses.

Según un comunicado de la Policía de Nicaragua, Dávila fue
detenida por “realizar actos que menoscaban la independencia, la
soberanía y (…) por incitar a la injerencia extranjera en los
asuntos internos, pedir intervenciones militares y organizarse
con financiamiento extranjero”.

Una de las líderes del partido opositor de izquierda Unión
Democrática Renovadora – Unamos, Dávila fue aprehendida la noche
del sábado luego de que su casa en Managua fue rodeada por
uniformados, informó su partido. Imágenes de las cámaras de
seguridad de la vivienda muestran cómo miembros de la policía
irrumpen en su hogar, donde vive con su hija de cuatro años.

“Esta acción represiva es parte de la cadena de actos
similares que la dictadura ha ejecutado en las últimas semanas
contra líderes de la oposición y precandidatos presidenciales en
un intento por imponer el miedo y desarticular la organización
ciudadana”, aseguró Unamos en un comunicado.

A principios de junio, la policía puso a la líder de la
oposición Cristiana Chamorro bajo arresto domiciliario poco
después de que anunciara sus planes de postularse a la
presidencia con la intención de poner fin a 14 años consecutivos
de mandato de Ortega.

Al arresto de Chamorro le siguieron el de otros opositores,
una situación que ha llevado al gobierno de Estados Unidos y a
organismos defensores de derechos humanos a pedir su pronta
liberación y calificar a Ortega como un “dictador”.

El domingo, además, la Policía mantenía rodeada la casa de
las dirigentes de Unamos, Dora Téllez y Ana Vijil.
(Reporte de Ismael López; Editado por Diego Oré)

Reuters

Conocé The Trust Project

Últimas Noticias

Relacionados