La UE aplaude la última liberación de prisioneros de guerra armenios como gesto de confianza

La Unión Europea ha acogido este domingo “con satisfacción” las medidas adoptadas por Armenia y Azerbaiyán y facilitadas por Georgia que llevaron a la liberación por Azerbaiyán de 15 detenidos armenios y la entrega por Armenia de mapas de las zonas minadas el sábado.

“Estos son importantes gestos humanitarios y de fomento de la confianza de Bakú y Ereván que, con suerte, abrirán el camino para una mayor cooperación entre las partes y la liberación definitiva de todos los detenidos armenios, así como la entrega de todos los mapas disponibles de las áreas minadas para evitar más víctimas civiles”, ha declarado el máximo responsable diplomático de la Unión Europea, Josep Borrell.

“La Unión Europea y otros actores internacionales han alentado activamente los avances en esta dirección e instamos a una mayor cooperación entre los países involucrados”, ha recrdado Borrell sobre la entrega de los prisioneros, respondida por Armenia con un mapa de las minas colocadas en un lugar anteriormente ocupado por soldados armenios, según el Ministerio a través de un comunicado en su página web oficial.

“Agradecemos el apoyo del gobierno georgiano encabezado por el primer ministro de Georgia, Irakli Garibashvili, para la implementación de esta acción humanitaria”, ha indicado el Ministerio.

“Al mismo tiempo, destacamos especialmente el papel mediador, en primer lugar, del Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, el subsecretario de Estado en funciones para Asuntos Europeos y Euroasiáticos, Philip Reeker, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel y la Presidencia sueca de la OSCE por su contribución al proceso”, añade la nota.

“La obtención de los mapas de minas salvará la vida y la salud de decenas de miles de nuestros ciudadanos, incluidos los trabajadores de desminado, y acelerará los proyectos de reconstrucción iniciados por el Presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, en Agdam y el regreso de los desplazados internos”, ha concluido.

Por su parte, la presidenta de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Ann Linde, ha aplaudido el gesto de Azerbaiyán.

“Celebramos la devolución de 15 prisioneros a Armenia, así como la entrega a Azerbaiyán de la información que ayudará a las tareas de desminado”, ha publicado Linde en su cuenta de Twitter.

Armenia ha acusado repetidamente a Azerbaiyán de no haber liberado a todos los prisioneros de guerra más de medio año después del final de los combates por la disputada región de Nagorno-Karabaj, a pesar de varios intercambios de prisioneros.

Azerbaiyán ha declarado en respuesta que había cumplido con sus obligaciones. Sin embargo, los soldados que Armenia envió a “territorios de Azerbaiyán” después del final de las hostilidades no estaban cubiertos por el acuerdo, según Bakú.

En los combates del 27 de septiembre al 9 de noviembre de 2020, por el control de Nagorno-Karabaj, que se encuentra dentro de Azerbaiyán pero en su mayoría habitado por cristianos armenios, Azerbaiyán, de mayoría musulmana, recuperó gran parte del territorio que perdió ante Armenia a principios de la década de 1990. Murieron más de 6.000 personas.

La guerra ha desencadenado una crisis política en Armenia. El asediado primer ministro armenio, Nikol Pashinian, es considerado responsable por muchos armenios de las pérdidas territoriales y ha exigido repetidamente su renuncia en grandes protestas.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Últimas Noticias

Relacionados