“guerra de las salchichas” de ue y reino unido crepita en g7 con choque de macron y johnson

Por Michel Rose y Michael Holden

CARBIS BAY, Inglaterra, 13 jun (Reuters) – Las tensiones
entre Reino Unido y la Unión Europea por el acuerdo del Brexit
estallaron en una guerra de palabras abierta el domingo, y ambas
partes acusaron a la otra de sembrar discordia en la cumbre del
Grupo de los Siete.

Desde que Reino Unido votó a favor de abandonar la UE en
2016, las dos partes han estado tratando de resolver el enigma
de qué hacer con la provincia británica de Irlanda del Norte,
que tiene una frontera terrestre con Irlanda, integrante del
grupo comunitario.

En última instancia, las conversaciones siguen volviendo al
delicado mosaico de historia, nacionalismo, religión y geografía
que se entrelazan en Irlanda del Norte, pero el último pulso
está centrado en las salchichas.

Durante las conversaciones con Emmanuel Macron en la cumbre
del G7 en el suroeste de Inglaterra, Boris Johnson había
preguntado cómo reaccionaría el presidente francés si las
salchichas de Toulouse no pudieran venderse en los mercados de
París.

El periódico británico Telegraph informó que Macron
respondió diciendo incorrectamente que Irlanda del Norte no es
parte de Reino Unido, algo que el ministro de Relaciones
Exteriores británico, Dominic Raab, describió como “ofensivo”.

“Varias figuras de la UE aquí en Carbis Bay, pero
francamente desde hace meses y años, han caracterizado a Irlanda
del Norte como un país separado de alguna manera y eso es
erróneo”, dijo Raab.

“Es una falta de comprensión de los hechos. No hablaríamos
de Cataluña y Barcelona, ​​o de Córcega en Francia de esa
manera”, dijo en el programa de Andrew Marr de la BBC.

En una medida que podría provocar una guerra comercial a
gran escala, Johnson amenazó con medidas de emergencia en el
protocolo de Irlanda del Norte incluido en el acuerdo de
divorcio Brexit si no se encuentra una solución.

Una fuente diplomática francesa dijo que Macron se quedó
desconcertado por el hecho de que Johnson mencionara las
salchichas, algo que el líder británico calificó como un asunto
crucial, pero que los franceses consideran una distracción del
objetivo principal del G7.

“Se necesitaron cuatro años para negociar este acuerdo”,
dijo la fuente. “No se puede decir que Reino Unido no sabía qué
estaba firmando. No es muy profesional o es una distracción de
los problemas reales”.

Interrogado repetidamente en una conferencia de prensa sobre
los comentarios de Macron durante sus conversaciones, Johnson
dijo que el Brexit ocupó una “pequeña proporción de nuestras
deliberaciones” durante la cumbre del G7 que terminó el domingo.

“Haremos lo que sea necesario para proteger la integridad
territorial de Reino Unido, pero en realidad lo que sucedió en
esta cumbre fue que hubo una cantidad colosal de trabajo sobre
asuntos que no tenían absolutamente nada que ver con el Brexit”,
señaló.

(Reporte adicional de Mathieu Rosemain en París; escrito por
Guy Faulconbridge; editado en español por Carlos Serrano)

Reuters

Conocé The Trust Project

Últimas Noticias

Relacionados