Doble crimen: 39 puñaladas para asesinar a una madre y a su hija en Mar del Plata

MAR DEL PLATA.– Las autopsias solicitadas por el fiscal Leandro Arévalo, a cargo de la investigación, confirmaron que el autor del doble crimen cometido ayer en una vivienda del barrio Villa Lourdes mató a sus víctimas de 39 puñaladas.

El sospechoso, hijo y hermano de las víctimas, permanece aprehendido y se aprestaba a ser indagado bajo la acusación de doble femicidio, delitos que lo exponen a condenas de prisión perpetua.

Según las necropsias, la madre del sospechoso, de 45 años, sufrió 20 puñaladas y, su hermana, de 9, 19 heridas.

El informe remitido por los médicos forenses da cuenta de un brutal ataque a puñaladas, en su mayoría por la espalda. Aunque con la menor trascendió un detalle: un corte muy profundo en el cuello. Su madre, en cambio, presentaba lesiones cortantes en los brazos, indicio de un intento de defensa.

“La nena habría estado dormida cuando fue atacada y degollada”, confirmó Arévalo este mediodía, durante una rueda de prensa que brindó una hora antes del horario previsto para la indagatoria que, a pedido de la defensa, se podría postergar quizás hasta mañana.

Los asesinatos se cometieron ayer al mediodía en una vivienda de Triunvirato al 800, en cercanías del puerto, donde Laura Sánchez vivía junto a su hija, Zoe; su pareja y un hijo de éste.

Aún no trascendió si Matías Paz, el acusado que tiene 23 años, también residía con ellos o estaba de paso.

El ataque se produjo cuando los otros dos hombres de la casa habían salido a hacer compras. Y la tragedia recién se confirmó poco después, cuando bomberos acudieron a esa vivienda ante un incendio que –según la hipótesis del fiscal– el femicida inició de manera intencional para eliminar pruebas, objetivo que no pudo lograr.

Según el relato de Arévalo, en primer lugar fue asesinada Sánchez, que presenta 20 heridas punzo cortantes. “Fue con excesiva violencia porque hasta se produjeron fracturas donde hubo lesiones”, describió. En cuanto a la menor concluyó que la muerte se produce por un literal degollamiento. “Es de los hechos más brutales y alevosos que me ha tocado investigar”, admitió.

En el lugar del hecho se pudieron secuestrar algunas prendas de vestir y también un cuchillo con restos hemáticos que sería el utilizado para dar muerte a madre e hija. Es de buen tamaño y de los utilizados para fileteado de pescado. Esa y otras evidencias fuero remitidas para correspondientes peritajes.

Paz pudo ser capturado en la Comisaría 1a., hasta donde llegó para denunciar que alguien había matado a su mamá y hermana.

Los policías que lo atendieron vieron que tenía rastros de sangre en la ropa y hasta algún corte en la mano, por lo que dieron aviso al fiscal, que ordenó su aprehensión.

Si bien ayer de fuentes policiales había circulado que el acusado tenía varios antecedentes delictivos, incluidas denuncias por violencia de género, esa información fue desestimada desde ámbitos judiciales. Se aseguró que Paz estudiaba, había pasado por ámbitos universitarios para cursar Derecho y luego avanzó con cursos vinculados a informática.

Por el momento no hay ninguna historia ni testimonio que permita desnudar algún enfrentamiento y disputa previa entre el acusado y sus víctimas. Lo confirmaron la pareja de Sánchez y su hijo, que se fueron a hacer compras sin tener haber advertido tensión alguna entre el sospechoso y sus víctimas. Lo mismo los vecinos, que consultados no mencionaron problemas a la vista en esa familia y tampoco pedidos de auxilio en el horario en que se cometieron los crímenes.

Conocé The Trust Project

Relacionados