Patricia Bullrich, contra Alberto Fernández: “Quiere desviar la atención”

La presidenta del Pro, Patricia Bullrich, se refirió al conflicto con Alberto Fernández, quien dijo que le iniciará acciones legales por daños y perjuicios. “Parece que se le despertó una intención de querer desviar la atención de por qué la Argentina no tiene 14 millones de vacunas que debería tener a precios especiales”, dijo al conversar con Mesa Chica, el programa de LN+. Y agregó: “En vez de tener esas 14 millones de vacunas el Presidente me quiere hacer un juicio a mi”.

Sobre su acusación al Gobierno, la exministra de Seguridad sostuvo que “la gran prueba que existe es que ese contrato no se firmó”. “La no firma de ese contrato es la prueba y que el Presidente no haya insistido todos los santos días para saber qué pasó, si se cajoneó y cuál es la traba”, dijo. Y recordó que, cuando Fernández acusó a Cristina Kirchner por el Memorándum con Irán, él había explicado que el propio memorándum era la prueba.

Además, dijo que hay una investigación penal abierta, realizada por el diputado Jorge Enriquez, por la cuestión de las vacunas. “Todo lo que yo tengo lo voy a aportar para esa investigación que lleva adelante el doctor [Julián] Ercolini. Yo no voy a abrir una nueva investigación, sino que voy a sumar a esta todo lo que yo sé. Mi obligación como ciudadana es decir lo que sé, la obligación de la Justicia es investigar”.

En otro tramo de la entrevista, detalló: “Lo que dije, y lo vuelvo a decir con las mismas palabras, es que el contrato de Pfizer estuvo en el escritor del doctor Ginés González García. Previamente, el Presidente había recibido al director de Pfizer y al doctor Polack, cerrando con sonrisas el acuerdo de que la Argentina iba a participar de las pruebas que 5 países en el mundo hicieron para probar la viabilidad de esa vacuna”.

Y siguió: “La Argentina puso entre 4500 y 7500 brazos y cuerpos para ver si esa vacuna funcionaba. Eso nos daba una prioridad para la compra de vacunas. Pero, cuando llegó ese contrato al escritorio del doctor Ginés González García, Ginés no tuvo mejor idea que decir que quería que haya un socio argentino. Pfizer le dijo que no podía”. Entonces, la opositora fue más allá: “Todos sabemos que el socio argentino hace el papel que hicieron Lázaro Báez o Cristóbal López en otros momentos de la historia argentina, lamentable. Eso (por el contrato) quedó en un cajón”.

Patricia Bullrich: “La no firma del contrato con Pfizer es la prueba de mi denuncia”

En otro tramo de la entrevista, se refirió al vacunatorio vip, y contó: “Las vacunas Pfizer tienen, por lote, un GPS que sigue a la vacuna adonde vaya. Es decir que si la vacuna iba al Calafate, como hay una investigación abierta, o si iba al Ministerio de Salud se hubiera sabido inmediatamente porque hay un centro de control. Fíjense las ‘casualidades’”.

Además de criticar el uso político de la política, cuestionó: “Eligieron las vacunas con las que podían tener una determinada afinidad ideológica o un camino a partir de un socio argentino. Pfizer les dijo ‘socio argentino, no’. Y ahí está el tema”.

En ese sentido, habló acerca del comunicado que emitió Pfizer aclarando que no recibieron ningún pedido de coima. “Es así. Yo no dije eso. A Pfizer no le dijeron eso, les dijeron ‘socio argentino’; y yo, que soy argentina, conozco al kirchnerismo y presido un partido político sé lo que significa ‘socio argentino’, lo tengo claro. Sé que es el camino para buscar un beneficio extraordinario”.

Sobre el final de la entrevista, Bullrich apuntó que “la gestión de la pandemia deja mucho que desear desde el aspecto ético”. Y lanzó: “Que se hagan cargo porque, además, se están matando entre ellos. Son enemigos adentro de un mismo gobierno”.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Relacionados