Horóscopo del eclipse: ¿qué te depara el primero del año según tu signo y ascendente?

Este miércoles 26 de mayo se inaugura la temporada de eclipses del 2021. Todos los años hay eclipses lunares y eclipses solares, que dependen de la relación entre el Sol y la Luna en el calendario lunar. En 2021, habrá cuatro. De ellos, dos serán solares (uno el 10 de junio y otro, el 4 de diciembre) y dos serán lunares (el 26 de mayo y el 18 de noviembre). Este primer eclipse será lunar total y el fenómeno astronómico será visible desde varios puntos geográficos: Australia, Antártida, sudeste asiático y una buena parte de América. En la provincia de Buenos Aires durante las 5:30 am y las 7:45 am se verá una súper Luna llena, con tonos rojizos. Y más allá de lo técnico y astronómico, es interesante sintonizarlo como momento astrológico porque su efecto energético nos atraviesa a todos y a todas. Por eso, puede ser interesante conocer qué información trae el primer eclipse del año para cada signo y ascendente.

No sirve pensar en el eclipse de forma aislada, y tampoco por fuera del despliegue de conciencia que cada carta natal propone. Los eclipses marcan ciclos y se relacionan con otros movimientos en el cielo. Por ejemplo, este eclipse dialoga, en general, con aquellos del 2020 (que también se dieron en el eje Géminis-Sagitario) y en particular, este eclipse de Luna llena en Sagitario cierra un ciclo empezado con el eclipse total de Sol en Sagitario del 14 de diciembre del año pasado. Otro aspecto fundamental es considerar en qué grado matemático sucede y buscar en la propia carta natal dónde está ese grado (es decir, en qué casa zodiacal está, si hay un planeta allí, si este tiene aspectos que lo vinculen con otros planetas). Este eclipse se da en el grado 5 de Sagitario y tiene mayor efecto en los signos mutables, es decir, Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis. En cualquier caso, para ver qué zona de la propia carta natal activa es necesario conocer el ascendente. Para saberlo, hay varios sitios en internet que lo responden a partir de la fecha, hora y lugar de nacimiento.

Aries

Para el Sol en Aries, este eclipse pide buscar nuevas opciones antes de tomar una decisión final. Puede ser interesante recordar cómo estabas pensando la misma situación por la que estás hace seis meses. ¿Qué cambió? Para el ascendente en Aries, se activa la zona de la carta natal asociada al extranjero, la expansión y la trascendencia. Esto retoma inquietudes vitales fuertes, que son, al mismo tiempo, preguntas básicas y profundas: ¿quién soy y qué necesito?

Para el Sol en Tauro, este eclipse ilumina temas íntimos, como si algo ya estuviera listo para ser comunicado y compartido, aunque sea en un espacio terapeútico. Para el ascendente en Tauro sucede algo parecido, porque este eclipse muestra la importancia de compartir en la intimidad las necesidades más básicas, sin temor a la vulnerabilidad.

Géminis

Para el Sol en Géminis es un momento de conexión con la propia sensibilidad y los afectos, una combinación interesante de comunicación de los sentimientos y repliegue emocional. Para el ascendente en Géminis, se ilumina la zona de la carta natal asociada a la pareja y funciona como un diagnóstico del estado de situación vincular, la inapelable realidad.

Para el Sol en Cáncer, el eclipse puede despertar viejos miedos inconscientes pero con una finalidad de superación y trascendencia, como si fuera momento de dimensionar que hay algo que ha cambiado en la posición subjetiva. Para el ascendente en Cáncer el eclipse ayuda a jerarquizar y discriminar qué temas hogareños piden mayor atención y cuáles no, ya que se ilumina la zona de la carta natal asociada a la rutina y lo doméstico.

Eclipse en su extensión
Eclipse en su extensiónShutterstock

Leo

Para el Sol en Leo este eclipse pide dimensionar el alcance de su liderazgo en los proyectos colectivos. Para el ascendente en Leo se activa la zona de la carta natal asociada a la subjetividad y la expresión de una forma interesante porque propone integración entre la faceta más sensible y emocional con su entorno afectivo con aquella más yoica y autocentrada.

Para el Sol en Virgo, este eclipse cierra un ciclo iniciado el 14 de diciembre y pide hacer un balance entre qué metas -sobre todo laborales-siguen vigentes y cuáles ya no, como si fuera momento de hacerse cargo de qué objetivos siguen siéndolo y cuáles han perdido su sentido. Para el ascendente en Virgo, se activa la zona de la carta natal asociada a la familia, y el eclipse exhibe que hay un proceso que ya está concluyendo, sobre todo en términos de aceptación y entrega a un orden mayor que nos excede y no puede ser controlado.

Libra

Para el Sol en Libra, este eclipse tiene que ver con preguntas sobre la dirección vital, es decir, cuál es la guía genuina y sincera que orienta el sentido de sus acciones y decisiones. Para el ascendente en Libra se activa la zona de la carta natal asociada a la comunicación con energía de trascendencia y verdad. Es buen momento para hacerle lugar a las grandes preguntas existenciales, sin miedo: ¿qué quiero? ¿quién soy? ¿estoy en sintonía con mi verdad?

Para el Sol en Escorpio, este eclipse trae una vibración introspectiva, pide interioridad e intimidad, como si fuera momento de escuchar temas que hace un tiempo se están dejando de lado y sin embargo persisten en el plano inconsciente. Para el ascendente en Escorpio, este eclipse activa la zona de la carta natal asociada a los recursos y se trata de un momento importante para pensar en dónde se invierte la energía, cuáles son los recursos disponibles y pide atención sobre temas económicos.

Sagitario

Para el Sol en Sagitario empieza a ser más visible cuál es el sentido del proyecto compartido con la pareja, cuáles son los puntos de encuentro y cuáles no. Para el ascendente en Sagitario, este eclipse dialoga con lo que pasó en el anterior del 14 de diciembre, y confirma el sentido de decisiones que vienen gestándose hace un tiempo, como si la búsqueda existencial empezara a encontrar una dirección vital.

Para el Sol en Capricornio este eclipse trae una propuesta de orden y reorganización de la rutina, exhibe qué cambios urgen y aporta claridad y criterio de cara a los cambios domésticos que se vienen. Para el ascendente en Capricornio se ilumina la zona de la carta natal asociada a los finales, y esto trae noticias de un proceso de cierre de un largo proceso que, finalmente, encuentra el alivio a partir de un sentido superador.

Acuario

Para el Sol en Acuario, este eclipse trae una vibración de individualidad y propone llevar la atención a temas personales que hace tiempo piden ser escuchados. Es una buena ocasión para conectar con la sensibilidad de una forma sincera, sin racionalizar. Para el ascendente en Acuario se ilumina la zona de la carta natal asociada a los proyectos ideológicos, es un momento de revelación y ampliación: se sintoniza una dirección colectiva que tal vez estaba difusa, dispersa.

Para el Sol en Piscis este eclipse trae energía de trascendencia, claridad y resolución ante situaciones familiares, y vale la pena sintonizarlo con especial confianza en esos términos. Para el ascendente en Piscis se activa la zona más alta de la carta natal, el medio cielo, y este eclipse dialoga con el anterior, del 14 de diciembre, y funciona como una confirmación del sentido de las decisiones tomadas hace seis meses.

Relacionados