A falta de turistas, dos osos pasearon por las ruinas de Machu Picchu

La llegada del coronavirus cambió muchos paisajes a nivel mundial. Cuando comenzó la pandemia y las medidas de control fueron el aislamiento y la cuarentena, los animales aprovecharon la ausencia de los seres humanos para pasear por lugares que hacía años no transitaban.

En los inicios de 2020, muchos fueron los videos que recorrieron las redes donde grandes depredadores o tiernos animales aparecieron en las zonas turísticas más visitadas, las ciudades más pobladas, rutas y caminos. Hoy, tiempo después, todavía quedan algunas apariciones sorprendentes como la sucedida en Machu Picchu.

Cerradas al público para evitar la propagación del Covid-19, las ruinas arqueológicas de Machu Picchu, en Perú, recibieron a dos visitantes inesperados. Una mamá oso y su cachorro recorrieron las piedras antiguas y las estructuras ante la atenta mirada de un cuidador que filmaba con su celular.

A falta de turistas, una pareja de osos disfrutó de las ruinas del Machu Picchu

El video rápidamente recorrió las redes y desató la curiosidad de muchas personas en todo el mundo. Al verlo, quien se pronunció al respecto fue Darwin Barca, el alcalde del municipio, y aseguró que la aparición de estos osos es consecuencia de la falta de turistas en la zona. Dichos que fueron confirmados por José Bastante, jefe del Parque Arqueológico de Machu Picchu en diálogo con Perú 21.

Los osos de anteojos son una especie en peligro de extinción que mide entre 1,30 y 1,90 metros de alto y suele pesar aproximadamente 125 kilos. Siendo la única especie viva de la familia de los Ursinae, suelen encontrase en los bosques andinos con precipitaciones anuales superiores a los 1000mm, es decir, bosques con altos niveles de humedad y lluvias.

LA NACION

Relacionados