PGA Championship: la primera ronda dejó a un líder sorpresivo, el canadiense Corey Conners