Coronavirus: la Ciudad de Buenos Aires evalúa un confinamiento “total” durante los fines de semana

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta evalúa implementar un confinamiento “total” durante los fines de semana para contener la suba de casos de coronavirus registrada durante los últimos días, según confirmaron fuentes porteñas a LA NACION. Si bien la presencialidad escolar es una “prioridad” para la Ciudad de Buenos Aires, también se contempla aplicar un esquema mixto para el nivel primario.

Durante las últimas horas creció la preocupación en la cúpula del Ejecutivo porteño por el aumento de contagios de Covid-19 en el distrito. “La media quedó alta y los casos empiezan a subir”, repiten en la Ciudad.

Por ese motivo, el gobierno de Larreta tiene bajo estudio una serie de medidas restrictivas adicionales para intentar achatar la curva de casos a partir de pasado mañana, cuando caduque el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que firmó Alberto Fernández el 30 de abril pasado. Una de las opciones que está sobre la mesa es aplicar un “cierre total” de comercios durante los fines de semana, con el objetivo de reducir la circulación y limitar los encuentros sociales. En el esquema que imaginan, solo quedarían abiertos los negocios esenciales (alimentación y farmacias, principalmente). Por lo tanto, los locales de gastronomía funcionarían únicamente bajo la modalidad de take away.

También analizan el eventual cierre de los patios de juegos infantiles y la prohibición de deportes de conjunto. “Vamos a profundizar mucho los controles”, remarcan desde la Ciudad.

El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta al llegar a la Casa Rosada
El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta al llegar a la Casa RosadaHernán Zenteno – LA NACION

En ese sentido, fuentes oficiales anticiparon a este medio que Larreta planea realizar operativos de control con personal de la Ciudad durante los fines de semana para evitar las aglomeraciones y persuadir a los ciudadanos para que respeten el distanciamiento social y las medidas preventivas, como el uso del barbijo, en lugares públicos.

“Estaremos muy atentos estos días. Si la tendencia al ascenso continua, creemos que tenemos que dialogar sobre otras medidas para evitar que continúen ascendiendo. Si los casos no bajan en las próximas 72 horas, entonces acompañaremos las medidas de la Nación”, sostuvo el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós.

Respecto de las clases, el gobierno de Larreta podría restringir más la secundaria, donde se implementa un sistema bimodal (un esquema mixto entre clases presenciales y virtuales), pero no descarta que también alumnos de primaria tengan algún día de educación a distancia.

En la Ciudad insisten en que coordinarán las medidas restrictivas con el gobierno nacional y la administración de Axel Kicillof. “Si siegue este aumento, se van a tomar medidas adicionales de manera coordinada con la Nación y provincia”, indicaron los voceros del Ejecutivo porteño.

Ayer, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, y Quirós se reunieron con sus pares de la Nación, Santiago Cafiero y Carla Vizzotti, y la provincia, Carlos Bianco y Daniel Gollan, y coincidieron en que deberán bajar la circulación en el AMBA ante el incremento de los contagios. Ayer se reportaron 35.543 positivos y 745 muertos en el país.

Si bien el presidente Alberto Fernández descartó volver a la Fase 1, la Casa Rosada le pidió a la Ciudad y a la provincia reforzar las medidas de control y bajar al máximo la circulación. “Esto no da para más”, lanzó Cafiero durante el encuentro con Miguel y Quirós.

La Ciudad evalúa un cierre total durante los fines de semana
La Ciudad evalúa un cierre total durante los fines de semanaSantiago Filipuzzi – LA NACION

LA NACION

Conocé The Trust Project

Relacionados