El peor día de violencia entre Israel y Hamas: 42 muertos en la Franja de Gaza

TEL AVIV.– En lo que fue la cifra más alta de víctimas en un día desde el inicio de la escalada militar, las operaciones de las Fuerzas Armadas israelíes en la Franja de Gaza“>las operaciones de las Fuerzas Armadas israelíes en la Franja de Gaza con fuego de artillería y ataques aéreos causaron este domingo por lo menos 42 palestinos muertos, en represalia a los nuevos lanzamientos de cohetes de Hamas y en momentos en los que aumentaba la presión internacional para que las partes alcancen un cese de las hostilidades.

Poco antes, las fuerzas de Defensa de Israel (FDI) habían destruido la casa del principal líder de Hamas en Gaza, el tercer ataque en dos días contra la cúpula del partido islamista, que se encuentra escondida desde el inicio de la ofensiva.

Israel redobló los ataques en los últimos días para infligir tanto daño como sea posible al aparato militar de Hamas. El bombardeo israelí destruyó tres edificios y entre las 42 víctimas mortales había diez mujeres y ocho chicos, según el Ministerio de Salud gazatí, y otras 50 personas resultaron heridas.

En el lugar, un rescatista gritaba a través de un hueco en los escombros. “¿Puedes oírme? ¿Estás bien?”. Unos minutos más tarde, los rescatistas lograron sacar a un sobreviviente y se lo llevaron en una camilla naranja.

Los ataques antes del amanecer tuvieron como objetivo casas en el centro de palestinos. Los palestinos que trabajaban para limpiar los escombros de un edificio destruido por los ataques aéreos recuperaron varios cuerpos. “Estos son momentos de horror que nadie puede describir. Como si un terremoto golpeara el área”, dijo Mahmoud Hmaid, un padre de siete hijos que estaba ayudando en los esfuerzos de rescate.

Israel, Ashkelon. Bomberos israelíes apagan el incendio de un vehículo destruido causado por un cohete disparado desde la Franja de Gaza hacia Israel, en medio de la escalada de violencia israelí-palestina
Israel, Ashkelon. Bomberos israelíes apagan el incendio de un vehículo destruido causado por un cohete disparado desde la Franja de Gaza hacia Israel, en medio de la escalada de violencia israelí-palestina DPA

El ataque a la casa de Yehiyeh Sinwar, el líder de Hamas de mayor rango en el territorio, y de su hermano Muhammad, otro miembro destacado del grupo, fue en el sur del enclave palestino. Israel bombardeó anteayer la casa de Khalil al-Hayeh, un miembro clave de la rama política de Hamas. El general de brigada Hidai Zilberman, vocero de las FDI, confirmó a la radio militar el ataque a la vivienda de Sinwar en la población de Khan Younis, y confirmó también que se había destruido la casa del hermano de Sinwar, responsable de “logística y personal” de Hamas.

La cúpula del partido islamista, calificado de terrorista por Estados Unidos, se refugió en lugar desconocido y es improbable que cualquiera de ellos estuviera en casa en el momento de los ataques. El líder de Hamas, Ismail Haniyeh, divide su tiempo entre Turquía y Qatar, dos Estados que ofrecen apoyo político al grupo.

Al otro lado de la frontera, en la ciudad israelí de Ashkelon, Zvi Daphna, un médico cuyo vecindario fue alcanzado por varios cohetes, describió un sentimiento de “miedo y horror”. “La operación en Gaza todavía llevará tiempo”, afirmó el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu“>Benjamin Netanyahu, y agregó que su país “tiene el apoyo de Estados Unidos”. “Continuaremos según sea necesario para establecer la calma”, afirmó el premier, que descartó luego que hubiera recibido alguna presión por parte de la Casa Blanca.

En este contexto, la comunidad internacional volvió a llamar a israelíes y palestinos para que guarden las armas y alcancen un alto el fuego inmediato, antes de que sea demasiado tarde. “Este ciclo de violencia y de muerte debe terminar, deben terminar estas destrucciones y esta desesperación que aleja cada vez más cualquier esperanza de convivencia y paz”, dijo el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, mientras el Consejo de Seguridad se reunía por primera vez públicamente para discutir la peor crisis entre israelíes y palestinos desde la guerra de 2014.

Al mismo tiempo, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, con funcionarios en Qatar, Arabia Saudita, Egipto y Francia. Después de Irán, se considera que Qatar tiene la mayor influencia en el grupo islamista palestino Hamas, que gobierna en Gaza. “El secretario reiteró su llamado a todas las partes para que reduzcan las tensiones y pongan fin a la violencia, que se ha cobrado la vida de civiles israelíes y palestinos, incluidos niños”, dijo el vocero del Departamento de Estado, Ned Price.

La confrontación entre los militantes de islamistas y las FDI encendieron también los enfrentamientos en varias ciudades del país entre civiles árabes y judíos. Las fuerzas israelíes abatieron a disparos a un conductor palestino que embistió su auto contra un puesto de control policial, hiriendo a seis oficiales, en un conflictivo distrito de Jerusalén.

El incidente ocurrió en Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este, anexada por Israel, que es el epicentro de un caso judicial en el que varias familias palestinas podrían ser desalojadas de casas reclamadas por colonos judíos. Hamas comenzó a lanzar ataques de cohetes contra Israel el lunes pasado después de semanas de tensiones por los posibles desalojos de Sheikh Jarrah y choques entre la policía y los palestinos en la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén.

Este nuevo ciclo de violencia ya causó la muerte de 192 palestinos, entre ellos 55 chicos, y más de 1200 heridos, según el último balance palestino. En Israel, 10 personas perdieron la vida, entre ellos un menor y un soldado, y hay 282 heridos por los disparos de cohetes palestinos.

Agencias Reuters, AP, DPA y ANSA

LA NACION

Conocé The Trust Project

Relacionados