Gabriel Deck, cada vez mejor en la NBA: tuvo una noche con producción récord