María Eugenia Vidal contra Alberto Fernández: “No hay plan, no hay rumbo”

La exgobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se refirió este miércoles a la actualidad política de la Argentina y opinó sobre la gestión de Axel Kicillof: “[Si hubiera seguido en el cargo] Hubiera trabajado mucho más con los intendentes”, disparó. “No hubiera avalado una cuarentena tan larga”, agregó.

También criticó la politización de la vacuna contra el coronavirus: “La vacuna te la da el Estado, no la política, y es lo que corresponde”. Vidal cuestionó además al presidente Alberto Fernández: “No hay plan, no hay rumbo”, sostuvo. “El presidente prometió que iba a terminar con la pobreza y hoy la pobreza es más escandalosa que antes”, advirtió.

En diálogo con Intratables, por América TV, la dirigente de Juntos por el Cambio fue categórica: “Los intendentes no fueron consultados y tienen mucho para aportar porque son quienes están en cada distrito todos los días. Hubiera trabajado más en equipo. No hubiera avalado una cuarentena tan larga y no definiría como la política central de la pandemia la prohibición y el miedo”.

“Hay que apelar a la responsabilidad de la gente; a más testeos, que han demostrado ser efectivos cuando no hay vacunas para aislar a quienes estén contagiados. Hay más cosas para hacer que solo prohibir y restringir e imponer. Tiene que haber más diálogo, no hay lugar para la improvisación ni enojos o soberbia”, sostuvo.

Por otro lado, defendió al jefe de Gobierno porteño, Horario Rodríguez Larreta. “Comparto la actitud que tuvo Horacio en la Ciudad, que vio cómo podía ir abriendo gradualmente”, dijo.

“No es lo que prometieron”, expresó Vidal cuando le preguntaron por la administración de Fernández. “Prometió terminar con el hambre y hoy es más escandaloso que cuando llegó; prometió unir a los argentinos y hoy no hace más que dividirlos en sus discursos; los jubilados perdieron contra la inflación igual que los salarios. Prometió asado en la heladera y hoy es el menor consumo per cápita de la historia de nuestro país”, remarcó.

En esa línea, la dirigente dijo que la pandemia fue difícil para todos los gobiernos “pero a la Argentina le fue peor”. Y señaló: “En lo económico, con la cantidad de muertos y con la vacunación. Tampoco el plan de vacunación es lo que prometió”.

“Si no puede hacer lo que prometió, tiene que admitirlo y volver a decir lo que va a hacer en consecuencia. Hoy lo peor es la incertidumbre, no hay plan, no hay rumbo”.

Qué dijo sobre la presencialidad en las escuelas

Consultada por el DNU de Fernández que prohibió el regreso a las aulas, Vidal fue contundente: “Si fuera gobernadora habría clases presenciales, sería lo último que cerraría, no lo primero. Es una diferencia importante porque a los que más afecta es a los que menos tienen. La educación virtual es para quiénes tiene recursos, si en la Ciudad ya es difícil, en la Provincia mucho más”.

Y agregó: “La escuela no contagia, lo que contagia es la circulación. Se pueden tomar medidas que la limite, se pueden escalonar esas medidas, pero no se puede cerrar la escuela”.

“Espero que vuelvan a confiar en nosotros en las elecciones legislativas y en 2023. Hicimos nuestra autocrítica, vimos nuestros errores. Vamos a volver igual de honestos pero mucho mejor preparados y listos para transformar la Argentina”, dijo.

Asimismo, remarcó el rol de Elisa Carrió dentro de Juntos por el Cambio. “Estoy de acuerdo con Lilita en que a veces pegar un grito no es desestabilizar un espacio sino volver a encausarlo. Está bien que haya debates y disidencias. Es un aprendizaje que tomé”, contó.

Sobre su posible candidatura, dijo: “Estoy pensando porque no es una decisión fácil. Pero es una decisión que voy a tomar con libertad y responsabilidad, escuchando la opinión de todos. Yo no puedo defender aquello que no creo, no armo un discurso para la política”.

Su opinión sobre la transición provincial

La exgobernadora también habló sobre cómo vivió las dos transiciones, con Daniel Scioli y Axel Kicillof. “A Kicillof le dimos toda la información que teníamos. Hubo muchas reuniones entre sus ministerios y los míos para evacuar todas las dudas que tuvieran, mostrarle datos, y le dejamos la plata para pagar los sueldos, cosa que yo no encontré cuando llegué, por eso dije desde el primer día que la Provincia estaba quebrada”, comentó.

Y criticó fuertemente al actual embajador en Brasil, asegurando que le dio “datos falsos” al asumir en diciembre de 2015. “Cuando Kicillof llegó por lo menos tenía un horizonte donde sabía que no tenía que salir corriendo a pedir plata para pagar aguinaldos. Hubo un proceso más ordenado. A mí Scioli me dio una tabla de Excel con todos números falsos en un papel. Eso fue lo que me entregó en una sola reunión donde las cifras no eran ciertas. No había plata, la puso el gobierno nacional, es decir, Mauricio Macri cuando asumió. Scioli no podía desconocer esa realidad, era el gobernador”, lanzó.

Vidal también contó que sus padres fueron vacunados en la Provincia. “Tienen la primera dosis: están esperando la segunda. Al principio me angustiaba cuando pasaba el tiempo y se habían inscripto y no los llamaban. Y ahora quiero que le den la segunda dosis para estar tranquila”, dijo.

Además, se refirió a la vacunación de Macri en Estados Unidos: “No me molestó que se haya vacunado en Miami. Hoy no es funcionario, se vacunó en un país que sobran las vacunas”. En tanto, comentó que ella no está vacunada. “Debo esperar mi turno”, aseguró.

Por otra parte, opinó sobre las recientes declaraciones de Carlos Zannini sobre la vacunación vip: “Lo que dijo provoca vergüenza ajena”.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Relacionados