“Está todo perdonado”: el mensaje del padre de uno de los jóvenes que murieron en el accidente de Tigre

“Ya está todo perdonado eran amigos y no tengo ningún rencor”, escribió Guillermo Rossi en su cuenta de Twitter el lunes pasado, después de haber perdido a su hijo Franco -el menor de sus cinco hijos- en un accidente fatal. El joven de 18 años murió trágicamente en un choque“>murió trágicamente en un choque cuando su amigo, Joaquín Duhalde Bisi -de 19 años- estrelló el auto que conducía -alcoholizado y a alta velocidad- por la localidad bonaerense de Tigre.

El último fin de semana, Duhalde Bisi manejaba por el Camino de los Remeros cuando al perder control del auto chocó contra un guardarraíl. El violento accidente -que quedó registrado por las cámaras de seguridad- provocó la muerte inmediata de dos de los tres amigos que viajaban en el vehículo: Franco Rossi y Joaquín Alimonda. El padre de Franco Rossi eligió las redes para hablar sobre el caso. “Mi vida se apaga”, escribió.

Guillermo Rossi, un contador que se dedica a la asesoría financiera, de acuerdo a información publicada en su perfil, es el único de los padres de jóvenes involucrados que hizo mención sobre el trágico hecho. “Solo veo los momentos que hemos compartido”, dijo Rossi sobre su hijo, entre mensajes que contestó a usuarios que enviaron palabras de aliento.

Rossi cuestionó a quienes indicaban que los jóvenes se trasladaban luego de una fiesta. “No hubo fiesta, eran 5 amigos”, dijo el hombre, y remarcó: “Mi hijo no estaba tomando”. “Insuperable este dolor”, escribió.

Desde el domingo por la tarde y hasta hoy, Rossi se dedicó a contestar cálidos mensajes que despedían a su hijo y le enviaban aliento. El hombre contestó con agradecimiento cada palabra y pidió respeto a quienes se acercaron con insultos al joven conductor detrás del volante, que salió vivo del accidente. “Solo pido que respeten el dolor de mi familia en memoria de los muertos”, escribió.

“Me están pegando como si los cuatro que viajaban eran asesinos o violadores”, contó Rossi, quien detalló que estuvo en comunicación con el padre de Duhalde Bisi, a quien le pidió “que cuide a su hijo hasta el último día”. “No tengo rencor”, dijo el padre de la víctima, y pidió que el joven conductor salga de la cárcel. “No era un mal pibe, tiene mi perdón”, dijo.

El accidente se produjo alrededor de las 4 de la madrugada del domingo. Mateo Lezama, el cuarto pasajero en el vehículo, sobrevivió al accidente junto a Duhalde Bisi, quien ahora se encuentra detenido en un calabozo de Villa La Ñata.

En la causa caratulada como doble homicidio culposo interviene el fiscal Jorge Fitipaldi, por la Unidad Fiscal de Instrucción Tigre Centro.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Relacionados