El corto viaje de Schwartzman por Roma: quedó eliminado en una hora y tres minutos