Primer hallazgo de metanol en un disco cálido de formación de planetas

Por primera vez, astrónomos liderados por la Universidad de Leiden han descubierto metanol en la parte cálida de un disco de formación de planetas.

El metanol no puede haberse producido allí y debe haberse originado en las frías nubes de gas a partir de las cuales se formaron la estrella y el disco, concluyen los autores, que reportan el hallazgo en Nature Astronomy.

El metanol, CH3OH, es una de las moléculas complejas más simples. Los astrónomos lo consideran un precursor de la química prebiótica esencial para la vida porque puede usarse para formar, por ejemplo, aminoácidos y proteínas. Los investigadores ya habían demostrado que el metanol está presente en un disco de formación de planetas frío alrededor de una estrella cercana, en los cometas y en las nubes de gas frío a partir de las cuales se forman las estrellas. Ahora, por primera vez, se ha descubierto una gran reserva de metanol en un disco de formación de planetas cálidos.

Este depósito de metanol no puede haberse formado en el propio disco caliente, ya que esto es químicamente imposible. Por lo tanto, los investigadores proponen que el hielo de metanol ya estaba presente en los granos de polvo en la nube de gas frío de la que se originaron la estrella y el disco.

La líder de investigación Alice Booth (Universidad de Leiden): “Este es un resultado muy emocionante y sorprendente. Si bien se ha detectado metanol caliente en los discos jóvenes y cálidos, debido a la naturaleza de este disco, esta es la primera evidencia observacional clara de que las moléculas orgánicas complejas puede ser ‘heredadas’ de la fase anterior de nubes oscuras frías”.

Los investigadores hicieron sus observaciones en el disco de formación de planetas alrededor de la estrella HD 100546 muy estudiada. Este disco y estrella tienen aproximadamente 10 millones de años y se encuentran a unos 360 años luz de la Tierra en la dirección de la constelación austral de la Mosca (Musca).

Los investigadores utilizaron el observatorio ALMA, ubicado en lo alto de los Andes chilenos. Los astrónomos en realidad estaban buscando la molécula simple de monóxido de azufre, pero para su sorpresa también detectaron líneas de metanol en sus espectros.

En el futuro, los investigadores esperan recopilar más datos para poder observar las líneas de metanol con una resolución espacial más alta. También buscarán moléculas más complejas que contengan oxígeno, como dimetiléter (C2H6O), formiato de metilo (C2H4O2) y acetaldehído (C2H4O). Se cree que estas moléculas, que también se encuentran en cometas y nubes oscuras, son algunos de los ingredientes clave de la química prebiótica.

Los investigadores quieren comparar las cantidades de estas sustancias en el disco formador de planetas con las cantidades en los cometas. De esta manera, pueden tener una mejor idea de qué proporción del contenido orgánico sobrevive al proceso de formación de estrellas. Y eso, a su vez, es importante para una mejor comprensión de los procesos químicos durante la formación de planetas. Después de todo, los asteroides helados como los cometas son los componentes básicos de los planetas.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Relacionados