Podoroska dejó escapar un partido increíble ante Putintseva: ganaba cómodo, pero cedió 9 games consecutivos y perdió