8, 16, 32 o 64 GB: cuánta memoria RAM necesitás y cuánto márketing hay detrás