Luciana Salazar, furiosa con Elba Marcovecchio, la abogada de Martín Redrado: ”Mi letrado nunca le faltó el respeto”

La audiencia de mediación entre Martín Redrado y Luciana Salazar terminó en otro escándalo. Mientras ambas partes no hablaron entre sí y se mostraron tranquilas, el conflicto esta vez surgió entre los letrados que los representan. Elba Marcovecchio, abogada del economista, reveló que fue agredida por Mariano Cuneo Libarona, quien la trató de “delirante”. Ante su acusación, Salazar rompió el silencio y dio su versión de los hechos.

“Ayer, Elba Marcovecchio hizo un comentario sobre mi letrado. Quiero decir que mi letrado nunca le faltó el respeto. Mariano Cuneo Libarona es un caballero con todas las letras. También escuché que dijeron que teníamos prohibido hablar entre las partes, eso no fue así”, expresó la actriz a través de un audio de WhatsApp en Intrusos.

Ante esta situación, la abogada del bufete de Fernando Burlando, Elba Marcovecchio habló desde el móvil y volvió a desmentir a Salazar. “Todo lo que se habla de la violencia de género se vive mucho en el ámbito laboral, es increíble e inadmisible lo que pasó, no va más. No se puede permitir una conducta así. Una cosa es ser vehemente y otra cosa es hacer la plancha. Hay cosas que exceden un límite. Una persona cruza el límite de insultar cuando no puede dominar una situación. En una mediación donde pretendíamos bajar los decibeles de las partes, no es el camino”, relató molesta dando a entender que el letrado de la vedette la había agredido en plena audiencia.

Y enseguida, la novia de Jorge Lanata advirtió que la actitud de Libarona tiene que ver con una cuestión de género. “Hace 23 años que estoy en audiencias. Si hubiera sido un hombre, él no me lo hubiese dicho. Me dijo lo que me dijo y después le pide disculpas a Burlando. Eso fue bochornoso (…). La agresión no va más. Es básicamente por género y no es tolerable en ningún ámbito laboral. Pude haberme callado, pero siento una responsabilidad profesional. Esto que me pasó a mí en una audiencia le ha pasado a un montón de mujeres”, agregó mientras apuntó contra Salazar por no haber reaccionado como mujer ante el ataque.

“Me sorprende muchísimo escuchar estas palabras de Luciana porque ella estaba presente. Con la vehemencia que lo dijo reaccionamos todos, intervino la mediadora, Burlando, yo por supuesto y Luciana no hizo nada. Que tergiverse un hecho que yo viví y escuché me hace pensar y dudar mucho de qué es lo que ella considera como un caballero y como respeto. Lo peor de todo es que cuando él quiere explicar la situación se la explica a Fernando en vez de a mí, que fui yo la persona agredida. Un caballero no agrede, pero por los menos si se equivoca pide disculpas, aunque eso no borra la agresión. Estaba desaforado”, reveló.

Al escuchar los dichos de la profesional, Luciana Salazar se comunicó con el ciclo de América y quiso cruzarse con Marcovecchio. “Elba no quiso cruzarse conmigo. La respeto aunque me hubiera encantado hablar con ella porque tengo con que defenderme”, lanzó una vez que la letrada se retiró del móvil. E inmediatamente desmintió punto por punto las declaraciones de la abogada. “Quiero decir que es falso, Mariano jamás le faltó el respeto. Mariano es un señor, por eso es respetado en los medios. Jamás intervino la mediadora por esto. Solo intervino por una equivocación de la letrada de Martín Redrado, nada más”, indicó furiosa.

“Tampoco entiendo por qué estaba Burlando en la mediación. Me quedé con las ganas de decirle algo así que se lo voy a decir ahora públicamente. La que se sintió agredida fui yo cuando él habló en este programa. Así que acá no hablemos de quien le falta el respeto a quien. Fue un ninguneo. Nadie es santo para hablar de nada. Yo estuve presente y te puedo asegurar que no hubo falta de respeto”, repitió enojada.

En cuanto a qué paso en la mediación, la modelo aclaró que no puede dar detalles por un pacto de confidencialidad firmado. “No puedo decir más nada de lo que se dijo en esa mediación. Que hagan lo que quieran, las pruebas de todo las tengo yo. Lo único que voy a decir es que hay una nueva cita por daños y perjuicios de los que no puedo dar los fundamentos porque fueron los que descolocaron a la otra parte”, concluyó sembrando más misterio.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Relacionados