Se demora la llegada de más vacunas y no estaría previsto otro vuelo de Aerolíneas en el corto plazo

Para evitar falsas expectativas, sobre todo después de más de un pronóstico errado por el propio Presidente, el Gobierno mantiene bajo un fuerte hermetismo cualquier información sobre la eventual llegada al país de más vacunas contra el coronavirus. En medio de la segunda ola de rebrotes, la única pista que surgió de manera informal es que llegaría un cargamento antes del cierre del mes en curso, según pudo reconstruir LA NACION. El dato surgió ayer de la reunión virtual que mantuvieron la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y sus pares de la provincia y la ciudad de Buenos Aires

En Aerolíneas Argentinas aguardan expectantes a que baje la orden oficial para preparar un avión y activar el décimo cuarto vuelo en busca de más dosis. Sin embargo, en la compañía estatal y quienes están a cargo de preparar la tripulación afirmaron en reserva que eso no sucedería en el corto plazo. El último cargamento con vacunas aterrizó en el aeropuerto de Ezeiza el 4 de abril pasado, proveniente de Moscú. Hubo en total 11 viajes a Rusia en busca de la Sputnik V, y dos a China para cargar dosis de Sinopharm.

“No hay precisiones exactas de cuántas ni de cuándo llegarán las próximas vacunas”, señalaron hoy a LA NACION fuentes oficiales. En el Ministerio de Salud tampoco tienen certezas, aunque se mostraron más esperanzados: creen que puede haber novedades en el corto plazo, según confió una colaboradora de Vizzotti.

En lo relativo a las vacunas, en el Gobierno siempre se manejaron con datos concretos e intentaron ser cautos. La información sobre los vuelos se conoció por ejemplo unas horas antes del despegue. Así se manejó por ejemplo Pablo Ceriani, el titular de Aerolíneas Argentinas.

Lo mismo sucedió con los cargamentos: se comunica la cantidad una vez realizada la carga en el aeropuerto de abastecimiento. Se reforzó ese plan de comunicación después de las fallas de Alberto Fernández, quien había prometido vacunar a 10 millones de personas en diciembre del año pasado o que afirmó que en abril se iba a terminar de inocular a los grupos de riesgo en todo el país. “Cuando exista algo concreto, lo comunicaremos”, repitieron ayer dos voceros oficiales ante las consultas de LA NACION.

De acuerdo al monitoreo de vacunación oficial, en la Argentina se registran hoy 5.571.878 personas vacunadas, la gran mayoría de ellas con una sola dosis. Y restan aplicarse 1.513.918 vacunas, que están ya distribuidas en los 24 distritos del país. El stock de la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, se acabaría el martes próximo, según publicó Infobae. En el territorio porteño se dieron turnos hasta pasado mañana, según informaron fuentes cercanas al ministro del área, Fernán Quirós. “Oficial, por ahora no hay nada. Hay versiones que llegarían más dosis a fin de mes. Pero no lo sabemos”, dijeron en el gobierno porteño, que entregó turnos para vacunar únicamente a mayores de 70 años. Habrá aplicaciones hasta el jueves. No hay más.

La falta de insumos es la principal razón por la que no se acelera el plan de vacunación en medio de la segunda ola de contagios. Por esa razón, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, habilitó la semana pasada a las provincias y al sector privado a negociar la compra de sus propias dosis. Todavía no se conocieron avances de las negociaciones unilaterales que activaron algunos distritos, como la Ciudad de Buenos Aires o Tierra del Fuego.

Fue la gestión de Horacio Rodríguez Larreta la que reconoció incluso dificultades para hacerse con más dosis. “La expectativa es bajísima en el corto plazo. El mercado global de vacunas es de países”, dijeron desde el Ejecutivo porteño. Se refirieron, puntualmente, a las vacunas chinas y rusas, por lo que se abrieron canales de negociación con los laboratorios privados, como Pfizer o Astrazeneca y hasta Johnson & Johnson.

“La estrategia de compra de vacunas la llevamos a cabo desde el año pasado, tenemos 65 millones de dosis de vacunas compradas, pero hay dificultades a nivel mundial para tener las vacunas”, explicó Cafiero la semana pasada en FM Millenium.

El jefe de Gabinete de Alberto Fernández añadió: “La ciudad siempre estuvo autorizada. Hay una ley del año pasado que tuvo el debate de todas las fuerzas políticas y el apoyo de algunos miembros de la oposición. Era de público conocimiento. Pero vale más el efecto político y electoral de alguna declaración que leer una norma”.

Desde Aerolíneas Argentinas están a la espera de un nuevo viaje para buscar más dosis. Los destinos más probables son dos: Rusia (Sputnik V) y China (Sinopharm). ¿Cuándo? No se sabe. Por twitter, Ceriani salió a valorar a la compañía estatal. “Es una evidencia más del rol estratégico de nuestra aerolínea de bandera, que permite al país tener una rápida respuesta ante cada necesidad logística”, dijo el presidente de la empresa.

Y agregó: “Todo el equipo de Aerolíneas está comprometido en cumplir esta tarea logística fundamental contra el Covid-19”.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Relacionados