Por primera vez en 173 años una mujer ganó la carrera de obstáculos a caballo más famosa del mundo