La revolución deportiva de Noruega: de Magnus Carlsen, el ajedrecista que venció a Kasparov, a Erling Haaland