Antonela Roccuzzo lució las botas de Prada favoritas de Chiara Ferragni

Antonela Roccuzzo“>Antonela Roccuzzo usó las exclusivas combat bootsde la firma internacional Prada. La esposa de Lionel Messi sorprendió a sus 13,4 millones de seguidores en Instagram con una foto en la que luce un estilo street style, para el cual eligió una prenda que durante los días fríos del hemisferio norte se convirtió en el fetiche de las influencers de moda.

La rosarina, que tuvo un local de zapatos en Barcelona y comparte una marca de indumentaria infantil con una de sus hermanas, posteó una foto en la red social, en la que se la puede ver andando en patineta. Allí, luce unos borcegos de caña alta, con algunos detalles muy peculiares, que son la última tendencia en esta nueva temporada.

La mamá de Thiago, Mateo y Ciro Messi combinó la prenda con un sweater oversize de la firma Givenchy y unos leggins de cuero. ¿Su precio? Alrededor de 1200 euros, unos 130.000 pesos al cambio oficial -sin incluir impuestos-.

El modelo del calzado de Prada se llama Monolith, y se agotó a las pocas horas de que salió a la venta. Viene en versión caña baja y alta. Tiene como detalle dos pequeños monederos que tienen un aplique metálico con el logo de la marca.

Las primeras en mostrarlos en las redes fueron las famosas Kendall Jenner y Rosalía, quienes las adoptaron por su incomparable comodidad.

Pero en el Viejo Continente este calzado súper canchero también se convirtió en el preferido de las influencers, como la italiana Chiara Ferragni“>Chiara Ferragni, quien lo mostró en las redes sociales ni bien fue lanzado por la marca, con diferentes outfits. En una oportunidad lo combinó con un vestido tejido, unas medias de nylon negras y un tapado oversize color crudo.

En otro posteo, se la pudo ver usando estos borcegos con un vestido a cuadros, en blanco y negro, cinturón doble de cuero negro, con apliques en metal y un tapado largo al tono.

La propuesta de la firma italiana fue furor en la temporada otoño-invierno del hemisferio norte, ya que aporta comodidad sin dejar de lado el estilo. Le da un toque canchero a cualquier outfit, tanto el más informal elegido por Roccuzzo, como al romántico por el que optó Ferragni.

LA NACION

Relacionados