La falta de semiconductores afecta seriamente a la industria tecnológica