Celulares: LG se va del negocio y obliga a replanteos en la Argentina

El grupo Mirgor, dueño de Brightstar -la fabricante de celulares LG en Tierra del Fuego-, afirmó que “está trabajando y analizando varias posibilidades” para preservar los 200 puestos de trabajo asociados a LG.

Ayer, la firma coreana anunció que cerrará su unidad de negocio de smartphones en todo el mundo para concentrarse en las áreas de vehículos eléctricos, internet de las cosas y soluciones entre empresas (B2B).

“Mirgor está trabajando y analizando varias posibilidades para preservar el empleo de las plantas asociado a LG. Se están buscando oportunidades de crecimiento y de otros clientes y proyectos también. En principio, igualmente, toda la operación asociada a LG prevista para 2021 sigue en curso”, dijo en diálogo con LA NACION Natacha Schvartz, gerente de comunicación del grupo Mirgor.

Consultada acerca de los puestos afectados, dijo que son 200 personas en empleo directo e indirecto también y que durante 2020 se produjeron 420.000 celulares de LG.

“Los hacía la firma Brightstar. Mirgor adquirió Brightstar en octubre y, entre noviembre y diciembre, luego de la adquisición, Mirgor produjo 130.000 unidades de esas 420.000. En todo 2020, Mirgor produjo 3.740.000 celulares”, añadió.

Ayer, el secretario de Industria de Tierra del Fuego, Juan Ignacio García, le dijo a la agencia Télam que el retiro de LG del mercado global de fabricación de teléfonos celulares “no tendrá un mayor impacto” en la industria promocionada de la isla.

García recordó que “los celulares de LG todavía se seguirán fabricando hasta fin de año, lo que le da tiempo a la empresa para readecuarse a las nuevas condiciones” y que, con los aranceles del 17%, Tierra del Fuego sigue protegida del ingreso de este tipo de productos importados.

Según el funcionario, la salida de LG del mercado de celulares generará un “reparto entre las otras marcas”, aunque “lo importante para la provincia es la cantidad de equipos fabricados en la Isla”.

García precisó que el año pasado tuvieron una producción de celulares inferior a los 7 millones, pero este año prevén un crecimiento de los volúmenes de fabricación. “Con ello, la salida de LG no nos influye como provincia y podría ser compensada hasta en las propias líneas de la empresa donde se fabrica esa marca actualmente”, concluyó.

LA NACION

Más información

Relacionados