Deuda: el G24 se suma a un reclamo que Guzmán le hizo al Fondo

En un comunicado conjunto, el G24, grupo de los 24 países más importantes del mundo, reclamaron hoy al Fondo Monetario Internacional (FMI) que revea su política de sobrecargos de tasas de interés con el objetivo de mejorar a la recuperación de los países en un contexto de pandemia mundial.

Apenas conocida la declaración, en el Ministerio de Economía subrayaron que el ministro Martín Guzmán había sido uno de quienes habían instado al Fondo a corregir el “carácter regresivo y procíclico” de esta política en los encuentros que el G24 llevó adelante durante el año pasado.

“Dado que es el año para que el FMI revise sus políticas de límites de acceso y de sobrecargos de tasas de interés, instamos al Fondo a corregir el carácter regresivo y procíclico de la política de sobrecargos y a considerar medidas específicas, como suspender dichos sobrecargos en este momento para ayudar a la recuperación económica de los países. Alentamos al FMI a seguir considerando una reducción permanente significativa de los sobrecargos o su eliminación”, dice uno de los párrafos del comunicado oficial del grupo de países que se conoció esta mañana.

En el Ministerio de Economía subrayaron que Martín Guzmán había sido uno de quienes habían instado al Fondo a corregir el “carácter regresivo y procíclico” de esta política en los encuentros que el G24 llevó adelante durante el año pasado.
En el Ministerio de Economía subrayaron que Martín Guzmán había sido uno de quienes habían instado al Fondo a corregir el “carácter regresivo y procíclico” de esta política en los encuentros que el G24 llevó adelante durante el año pasado.Presidencia

El ministro de Economía argentino había dicho que la política de recargos es “regresiva y procíclica” (Economía remarcó que son las mismas palabras del comunicado hoy de G24). “Es desigual, porque afecta de manera desproporcionada a los países emergentes y de ingresos medios con las cuotas más bajas, y es procíclica, porque impone condiciones más duras a los países que tienen condiciones de mercado más adversas”, había dicho Guzmán a fines de febrero de este año.

“Esta política será revisada este año y consideramos que, para salvaguardar la estabilidad financiera global, es muy importante que trabajemos juntos para revisar y cambiar esta política, de manera que tengamos un sistema más equitativo y que no sea procíclico”, agregó entonces el ministro.

Las “sobretasas” o “recargos” se impusieron en 2009, se actualizaron en 2016 y este año hay que discutirlos de nuevo. Se trata de puntos básicos que se suman a la tasa de interés básica cobrada por el FMI por créditos que la institución considera excepcionales por su gran tamaño. Los recargos se calculan en función de la cuota. El FMI impone estos recargos por dos motivos: bajar el riesgo crediticio y acumular saldos precautorios en sus balances, contaron fuentes que conocen el detalle del problema.

En los últimos años la tasa de interés sin recargo estuvo fluctuando entre 1,05% y 2,2%. Si además se le agregan los recargos que se suman por montos y plazos, la tasa de interés a la que el país se endeuda aumenta en 3%, más del doble que la tasa original.

Más información

Relacionados