Pampita Ardohain adelantó su baby shower por miedo a que vuelva la cuarentena estricta

Pampita Ardohain está atravesando uno de los mejores momentos de su vida y no quiere perderse la oportunidad de compartirlo con sus amigas más cercanas. Por eso, la modelo y conductora tomó una decisión: adelantar el baby shower de su esperada hija por temor a que la segunda ola de contagios de Covid-19 obligue a volver a una cuarentena más estricta en el corto plazo.

La noticia fue confirmada por la jurado de “La Academia” en su propio programa, Pampita Online. Allí, en diálogo con una de sus panelistas, Paula Galloni, explicó: “No sabemos qué va a pasar con la pandemia y después, quizá, no lo vamos a poder hacer. Hay medidas nuevas y tenemos miedo de que en cualquier momento ya no puedas juntarte ni con diez personas. Así que, por las dudas, adelantamos todo a las apuradas”.

A su vez, cuando Galloni comenzó a hacer un recuento de los regalos que ya había recibido, entre ellos un cochecito de manos de Vicky Xipolitakis, Pampita indicó: “Vicky dejó la vara muy alta. Pero, de verdad, no necesito nada. Es mi quinto hijo: tengo cochecito, tengo cambiador… Me guardé todo y tengo de todo. La idea es venir a compartir, estar con amigas y charlar”.

Pampita espera a su quinta hija -la primera con su marido, Roberto García Moritán- para el mes de julio. El anuncio de su embarazo lo realizó el día de su cumpleaños, a través de un vivo de Instagram que hizo desde México, donde se encontraba vacacionando junto a su familia.

“Me siento muy bien, ya pasaron las náuseas por suerte. Al principio vomité un montón, y me quedaba en el baño porque no llegaba a ir y volver. Ahora tengo mucho sueño. Después del almuerzo me duermo en cualquier lado, pero hago una siestita de 10 minutos y después recupero. Antojos no tengo muchos por ahora, veremos más adelante”, le contó hace algunas semanas a LA NACION.

Y agregó: “Al ser el quinto embarazo se vive con menos ansiedad, con menos preocupación y mucha más naturalidad. Lo transitás de otra manera, con más seguridad, experiencia y sabiduría. Ya tengo como una escuela en esto. Voy al médico y ya sé todo lo que me va a decir (risas). Además, te cambio pañales con una mano, con el bebe en la falda o parado, ya estoy relajada”.

LA NACION

Más información

Relacionados