”Born Global”: el nuevo paradigma de las agtech

Nuestra región está atravesando una etapa de gran crecimiento en el sector de las empresas denominadas STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) que, además de ser disruptivas, tienen como objetivo estratégico llegar a los mercados más atractivos del mundo. Hasta el momento cuando hablábamos sobre empresas que nacían globales, el foco estaba en el sector fintech e ecommerce, pero el informe “Las agtech en la Argentina: desarrollo reciente, situación actual y perspectivas”, elaborado por el Instituto Interdisciplinario de Economía Política de Buenos Aires y CREA, mostró que las empresas que tecnifican y aportan conocimiento al agro han entendido perfectamente la dinámica del Born Global (nacer global).

Los números no mienten, de acuerdo a los datos publicados en el informe mencionado, las agtech buscan tempranamente vincularse con los mercados internacionales y a los 3 o 4 años de su fundación ya están haciendo su primera venta al exterior.

Como sabemos, el índice de fracasos de estas empresas es muy alto, pero en el caso de los indicadores de internacionalización hay buenas perspectivas: el 50% de las empresas encuestadas en el informe hicieron exportaciones desde 2016 y el 80% lo hace de forma ininterrumpida hasta hoy. La explicación lógica es que se internacionalizan aquellas startups que ya están consolidadas pero también el porcentaje significativo de exportaciones muestra estrategias de expansión sólidas.

¿Por qué debería importarle al agro la internacionalización de las empresas de tecnología? Hay una creciente confianza de los inversores en la transición tecnológica de la industria alimentaria y agrícola que se refleja en los aumentos de inversión.

En 2020 los fondos de Venture Capital que invierten en empresas agtech y agroalimentarias aumentaron un 34,5% con respecto a los fondos destinados en 2019. Sin embargo esto se contrapone a la adopción de las tecnologías en el campo que, por su parte, suelen necesitar de más capital, son más difíciles de probar y tardan más en llegar al mercado.

Desarrollar e invertir en empresas agtech contribuye a generar más infraestructura, crear empleos y aumentar transversalmente la productividad. Un ejemplo de ello es Iowa Farm Bureau Federation, una organización de productores de más de 100 años que, además de apoyar a los productores de Iowa, invirtió en empresas de tecnología como Harrisvaccines (adquirida por Merck & Co en 2015), SmartAg ( adquirida por Raven Industries en 2019) y Performance Livestock Analytics (adquirida por Zoetis en 2020)

Que las empresas locales se expandan es una forma de democratizar la tecnología a nivel local, de generar más empleo con talento local para las necesidades que tiene el agro en el mundo y, sin dudas, una nueva dimensión y perspectiva de la que los empresarios del agro no pueden ser ajenos. También la pandemia nos ayudó a darnos cuenta que podemos trabajar desde cualquier lugar. Born Global (Nacer Global) o el capital de talento que tiene nuestro país será un activo para cualquier empresa extranjera.

El autor es socio de Barrero & Asociados

Más información

Relacionados