Nahuel, el carpintero de Bienvenidos a bordo que está invicto y enamoró a todos

Desde hace casi dos semanas que el carpintero de Bienvenidos a bordo (eltrece) se mantiene invicto. El joven, de 31 años, sorprendió a los televidentes con sus abdominales marcados, su resistencia para hacer dominadas y su profesión, dado que se dedica a trabajar maderas.

“La gente siempre se sorprende y me felicita por el servicio y la amabilidad, pero también me halagan por ser joven y haber aprendido un oficio”, dice, a LA NACION, Nahuel López Matheu, quien junto a su hermano (29) trabaja en la carpintería familiar que fundó su padre en el límite entre Adrogué y Llavallol, hace 35 años.

Nahuel trabaja junto a su padre y su hermano en la carpintería
Nahuel trabaja junto a su padre y su hermano en la carpinteríaCortesía

Si bien durante la adolescencia comenzó a interesarse por la carpintería, a los 18 empezó a tomar más responsabilidades en el local. “Justo mi viejo se operó de la cintura y me dejó más espacio, hasta que él se fue recuperando”, narra. El negocio se expandió cuando su hermano cumplió la mayoría de edad y decidieron abrir una nueva carpintería en Remedios de Escalada.

En la actualidad hay ocho personas trabajando en ambas sedes. “La idea de mi viejo es que sea una empresa familiar y con amigos. Él siempre integró a todo el círculo y le gusta ver crecer a nuestros amigos y armar grupos lindos de trabajo, en el que haya confianza de ambas partes”, afirma Nahuel.

Por el momento lleva ganados 86.000 pesos
Por el momento lleva ganados 86.000 pesosCaptura

Si bien las carpinterías están en la zona sur del conurbano, también trabajan en circuitos de la Ciudad de Buenos Aires y otras zonas de la provincia. Nahuel se jacta de “ir a donde lo llamen”.

Para mejorar su performance, estudió diseño industrial en la Universidad de Lanús y se recibió de técnico. “Eso me sirvió para hacer y leer planos de arquitectos, decoradores y diseñadores”, aclara.

De día se dedica a hacer decks, pérgolas, portones y muebles, y de noche, a mostrar su destreza física.

Nahuel confiesa que es seguidor del programa conducido por Guido Kaczka, algo que lo motivó a participar. “Me anoté para sacar el lingote [uno de los juegos del programa], y fui el viernes 19 de marzo. Ahí no gané, pero de atrevido y cararrota le pregunté a Guido si en algún momento me podía dejar hacer el desafío de las dominadas, porque siempre veía desde mi casa cómo derrotaban a todos”, recuerda el carpintero.

Un carpintero desafió a Bautista en las dominadas y le ganó – Fuente: eltrece

Nahuel se sentía confiado, gracias a que entrena tres o cuatro veces a la semana en el gimnasio y dos veces por semana juega al fútbol.

Ante la pregunta, Kaczka le dio el espacio y ahora desde hace casi dos semanas que está en el programa, haciendo equipo con Hernán Drago. “Hasta que alguien me derrote”, sostiene Nahuel, quien ya lleva acumulados 86.000 pesos, dado que por el momento nadie logra hacer más dominadas que él.

Además de trabajar en la carpintería, entrena tres veces a la semana y juega al fútbol
Además de trabajar en la carpintería, entrena tres veces a la semana y juega al fútbolCortesía

Con la ganancia espera invertir para comprar nuevas herramientas y materia prima para la carpintería. “También me daré algún gusto”, admite.

El carpintero se muestra agradecido por la oportunidad. “Guido es muy agradable y me da la posibilidad de promocionar la carpintería, porque siempre me pregunta en qué trabaje y cómo me fue en el día”, indica. Nahuel cuenta que la exposición le sirvió para incrementar las ventas. “Me contactaron muchas más personas y aumenté mis seguidores tanto en mi Instagram personal como en el de la empresa”, destaca. También agradece la amabilidad de Drago y “la buena energía” de la producción.

Nahuel, el carpintero de Bienvenidos a bordo que está invicto y enamoró a todos – Fuente: eltrece

Este miércoles, deberá volver a mostrar su destreza física y desempatar las 71 dominadas que la pareja contrincante alcanzó.

LA NACION

Relacionados