MasterChef Celebrity: Daniel Aráoz, sobre Martitegui: ”Me suena desagradable”

En cuestiones televisivas, el que se enoja pierde. Y más si se trata de un programa como MasterChef Celebrity, donde la pimienta no solo va a estar en los platos, sino también en las chicanas mutuas.

En este esquema de show, el papel del jurado es fundamental. Aunque es indudable la experiencia acumulada por Germán Martitegui, Donato de Santis y Damián Betular, hay en cada devolución un “acting”, tanto de beneplácito como de desagrado, que termina siendo el plus convocante para una buena porción de público.

Ahora, ¿qué pasa cuando el participante damnificado se toma ese show demasiado en serio? Pasa el mal momento que vivió Daniel Aráoz el martes. Aunque sabe que lo suyo está muy lejos de una hornalla, el actor insiste e insiste con más convicción que habilidad, y tanto se involucra que cuando la respuesta viene en contra, la cara se le va al piso.

El martes, Aráoz llegó a la mesa de evaluación con unas costillas de cerdo con puerro, apio, melón, granada y maracuyá con timbal de arroz. Tan orgulloso estaba que al plato le puso de nombre “Juancito”, en homenaje a su papá.

Pero la confianza le duró tres bocados. “No entiendo qué quisiste hacer, son cosas por separado que no están integradas en un plato”, arrancó Martitegui para después explicarle con toda paciencia cuáles habían sido los múltiples errores de su plato.

Sin embargo, el actor se lo tomó a mal, y así lo hizo saber con una explicación incomprensible: “No me frustro, pero al haberle puesto el nombre de mi viejo lo que ustedes me dicen me suena mal. Me suena agresivo o desagradable”.

Mientras Martitegui le sostenía la mirada con cara de pocos amigos, De Santis intentó poner paños fríos, pero no hubo caso. Daniel Aráoz se llevó el delantal que lo coloca entre los peores de la semana y lo tiró de mal modo sobre su mesada de trabajo.

LA NACION

Más información

Relacionados