Rafael Santos Borré, entre la jugosa oferta de Brasil y el deseo de una revancha en Europa