Las selecciones europeas se unen con un fuerte mensaje: no quieren jugar el Mundial en Catar

La protesta unió a futbolistas y técnicos de Alemania, Noruega, Dinamarca y Holanda. Denuncian que 6.500 trabajadores inmigrantes murieron en la construcción de los estadios para la próxima Copa del Mundo.

Relacionados