Cristiano Ronaldo rompía su mala racha, pero el árbitro falló y no había VAR para asistirlo