Precios de la soja: ¿se puede repetir lo ocurrido en 2017/2018?

¿Qué pasó en la campaña 2017/2018? No es necesario que se los cuente, pero resumo. Las expectativas de producción de soja de la Argentina fueron desplomándose desde enero de 2018 y, a pesar de eso, los precios también jugaron una mala pasada.

Parece poco probable que, a nivel productivo, la situación se repita ya que en esa campaña pasamos de expectativas iniciales de 56 millones de toneladas y terminamos con una cosecha de 35 millones de toneladas para el olvido.

En este ciclo no arrancamos de niveles tan elevados proyectados y, a su vez, la seca llegó algo más tarde, sumado a que hace unas semanas empezaron a llegar lluvias en muchas zonas.

En algunos casos llegaron tarde, pero en otras permiten evitar más pérdidas en cultivos de segunda o inclusive mejorar en algo las expectativas.

Más allá de todo, comenzamos con promedios de estimaciones en torno a 49 millones de toneladas y actualmente están entre 45-44 millones de toneladas, por el momento.

La primera estimación de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en septiembre fue de 46,5 millones de toneladas. Sobre fin de enero en el informe PAS (Panorama Agrícola Semanal del 28/01) la bajó a 46 millones y el 11 de marzo la volvió a disminuir a 44 millones.

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario, a través de sus informes mensuales, en febrero estimó 49 millones de toneladas y en su nuevo informe de marzo redujo la proyección a 45 millones. Una caída muy fuerte en un mes, aunque el mercado ya venía tomando niveles de 46 millones.

Los cultivos ya están avanzados, aunque se pueden seguir perdiendo quintales, ambas instituciones lo remarcan y en general entre privados los números se iban acercando inclusive a niveles de 40 millones, previo las lluvias recientes.

Veamos cómo fueron las variaciones en estimaciones en 2018.

Evolución de las estimaciones de producción en 2017/2018
Evolución de las estimaciones de producción en 2017/2018

La campaña 17/18 fue catastrófica, no solo por la pérdida de 20 millones de toneladas vs las primeras proyecciones, sino que los precios tocaron un máximo en plena cosecha de la Argentina y a partir de ahí no dejaron de caer.

Como se ve en el gráfico que sigue, cerca del 15 de mayo de 2018 la soja disponible tocó un máximo de 325 dólares por tonelada. Y el otro dato que figura, es que, al 30 de mayo, solo había con precio 13 millones de toneladas de soja. Es decir que muy pocos aprovecharon esos precios excelentes.

Qué pasó con los precios en 2017/2018
Qué pasó con los precios en 2017/2018

¿Cómo es posible que, a pesar de que la Argentina perdió 20 millones de toneladas “de un saque” el mercado no solo no siguió subiendo, sino que se desplomó? ¡Tuvimos la gran “mala suerte” que China y USA comenzaron su famosa guerra comercial! Y ya sabemos todo el resto.

Por lo que venimos viendo, hoy no parece factible que la producción caiga mas allá de un piso de 44-40 millones. Eso ya nos diferencia en 9-5 millones de toneladas con la mega seca de referencia, pero son muchas toneladas perdidas en el camino.

Por otro lado, en el tema precios ¿es factible que veamos una caída tan pronunciada en poco tiempo? Esa pregunta es muy difícil de contestar. Sí sabemos que hoy China está en una situación opuesta al comienzo de la guerra comercial. Viene comprando fuertemente, arrasando con todo tipo de alimento. Y por el momento, continúa con esa fuerza de demanda.

Aunque por otro lado comenzamos a ver noticias tanto de aparición de brotes de peste porcina en China y otros países de Asia, como de rispideces en las relaciones entre Estados Unidos y China (con la referencia mas cercana en la reunión que se llevó a cabo la semana anterior en Alaska).

Por el lado de la oferta, si bien la Argentina está perdiendo producción, Brasil sigue avanzando con su cosecha (con retrasos, problemas de calidad, barcos acumulados en puertos, etcétera, pero avanza). Las expectativas siguen en su mayoría por encima de 130 millones, algunos inclusive siguen hablando de 134 millones.

Esa mercadería ya esta ingresando al circuito comercial mundial, y China en el último mes y medio comienza a asegurar más volumen desde Brasil, que desde EE.UU. (donde prácticamente no queda nada). Para tener una referencia, el 23 del actual la soja FOB Paranaguá cotizaba US$516 vs. US$550 de la soja FOB Golfo.

Es difícil dar con certeza un pronóstico de precios en este momento, pero sí hemos visto que la soja en Chicago ya lleva tres intentos de superar los máximos del 15 de enero y hasta ahora no logra mantenerse sobre el mismo.

Otro dato a seguir es que inclusive en Chicago, entre la soja de posiciones cercanas y la posición noviembre (nueva cosecha) hay un descuento de 73 dólares. Eso está viendo el mercado, la escasez absoluta de soja de a poco se va alivianando y el gran comprador se va relajando, o va asegurando mayor porcentaje de compra desde Brasil, por lo menos en estas semanas.

Si bien no está todo dicho, el mercado sigue con mucha volatilidad, pero no olvidemos que en los máximos niveles desde 2014.

La evolución de la siembra en EE.UU. va a ser realmente un dato que puede marcar la diferencia en la tendencia que pueden seguir los precios de la soja en los próximos meses.

Hoy los precios de la soja mayo 2021 en el mercado local, si bien están de US$15 por debajo de los máximos de enero, siguen US$120 por encima del mínimo de 2020. Y, de acuerdo al Ministerio de Agricultura al 17 de marzo, en soja con precio había 7 millones de toneladas (16% de la producción esperada por ahora). ¿Qué pasa si los precios no siguen la tendencia al alza que venimos observando desde mayo2020?

Hay muchos elementos que empezaron a dar vuelta nuevamente desde todos los frentes, relación China-USA, China-UE, Covid-19 tercera ola, peste porcina en China, sin contar nuestras particularidades con cualquier tipo de medidas sorpresivas en cualquier momento.

No olviden sentarse a evaluar alternativas de cobertura de precios. Ese tiempo es una inversión, tomar una decisión u otra tiene que ser el resultado de un análisis que permita tomar a conciencia cuál es la mejor alternativa para cada empresa/productor.

La autora es asesora comercial

Más información

Relacionados