MasterChef Celebrity: el ida y vuelta entre Martitegui y Alexander ”Dimitri”

Jueves de última chance en MasterChef Celebrity. Los participantes que quedaron en la cuerda floja, se encontraron ante posibilidad de evitar la gala de eliminación del domingo. Y Alexander Caniggia, que formó parte de la emisión, logró destacarse pero no tanto por su plato, sino por la devolución que protagonizó junto a Germán Martitegui.

La prueba de la noche consistió en preparar una tortilla rellena de queso, preparada a la sartén, y con una ensalada como guarnición. Inicialmente, el hijo del astro deportivo no se sintió demasiado entusiasmado ante el desafío, y expresó: “Para mí la tortilla es algo común y simple”. Cuando comenzó la prueba, Martitegui se acercó para ver qué estaba haciendo Alex, y él confesó: “Hitman está viniendo mucho a mi estación, es fan mío. Déjenme hacer mi magia”.

A medida que cocinaba, sus compañeros se divertían ante las exclamaciones de Alex que, imitando un tono español, gritaba: “¡Viva España, viva el orden, viva la ley. ¡Que la tortilla es la española, tía, de Andalucía! Yo viví mucho en España, en Marbella, que es como otro nivel”.

Más adelante, llegó el esperado momento de dar vuelta la tortilla. Aunque se le pegó a la sartén, el participante logró acomodarla y sin ponerse nervioso, procedió a continuar con la preparación, bajo la atenta mirada de Martitegui.

Finalmente llegó la instancia de presentar su plato. La elección de Caniggia fue hacer su tortilla, con cebolla, morrón y chorizo, y apenas la cortó Donato de Santis, el participante exclamó: “¡Se me hace agua la boca, tío!”. Mientras ese chef y Damián Betular miraban con gesto de aprobación, Martitegui no se confió y dio vuelta la tortilla, revelando que la base se encontraba quemada. Alexander, ofuscado, comentó: “La da vuelta y quemada. Dejala así como está Hitman. Yo en España, en Marbella la como así. Igual Germán me mataste, la diste vuelta, le buscaste la quinta pata al gato”. Muy divertido, Germán le retrucó: “No te metas con Hitman”.

Finalmente en la devolución el jurado coincidió en que si bien la ensalada mediterránea que acompañó al plato estaba muy bien, la tortilla no estaba lograda del todo. Luego tomó la palabra Martitegui, que jugó a provocar llamándolo por su segundo nombre, Dimitri, y le dijo: “Está bien el queso, está derretido, eso es bueno. Me gusta el chorizo, mantiene la forma, la tortilla podría estar menos cocida. Pero no es solo estético el problema, el quemado se siente en el sabor. En una casa la comés, pero acá está quemada”. Por su parte, Alex concluyó: “¿Vos pensás que me voy a ir? ¡Dale!”.

LA NACION

Más información

Relacionados