Transportistas autoconvocados amenazan con nuevos bloqueos en las rutas

Transportistas Unidos de Argentina (TUDA) amenazó con ir “directo a un nuevo bloqueo” si no hay una solución para una serie de reclamos por los costos que tienen. En enero y febrero pasado la entidad estuvo varias semanas movilizada en las rutas y puertos del sur bonaerense.

Así lo confirmó el presidente de la organización, Santiago Carlucci, quien contó que mantiene reuniones a menudo con funcionarios provinciales a quien ya les comunicó que “si no se sientan con la lapicera a arreglar la realidad de los transportistas con medidas económicas efectivas van a volver a las rutas pero a manifestarse”.

“No hay respuesta de nadie, subió el combustible y nadie dice nada con respecto a las tarifas que cobramos. Si el negocio del camión no deja un 30% de ganancias, se trabaja a pérdida. Encima los que te dan la carga te pagan un cheque a 45 días cuando las cerealeras pagan a siete días. No se soporta más”, dijo a LA NACION.

Para el dirigente, el balance de 25 días de bloqueo que hizo la entidad sirvió a medias. “El lado positivo es que quedó expuesta una realidad que está pasando el sector del transporte. Pero, por el otro, el conflicto, que se había iniciado en Santa Fe y luego de una medida judicial en ese distrito quedó concentrado en el sur bonaerense solo afectando la actividad en la zona portuaria de Bahía Blanca y Quequén, se desdibujó”, evaluó.

“Cuando desarticularon la medida en Santa Fe y Córdoba nos quitó fuerza y no se logró el objetivo porque las medidas económicas que pedíamos como un combustible subsidiado y el tema de las tarifas nunca llegaron”, indicó.

El presidente de TUDA remarcó que cuentan con el apoyo de la Subsecretaría de Transporte bonaerense. “Alejo Supply, titular de esa cartera, nos dijo que si nos teníamos que manifestar que lo hagamos, que él iba a tratar de darnos una mano, pero que no dependía todo de él. Que no lo hagamos en los puertos ni en las plantas sino que a la vera de las rutas, porque si no la ley nos va a correr”, indicó.

Sin embargo, en la Subsecretaría de Transporte provincial desconocieron lo dicho por TUDA. “Vamos a hacer lo imposible para impedir los bloqueos tanto en las plantas como cualquier corte de ruta que perjudique a un tercero. Bajo ningún punto de vista vamos a avalar ni fomentar una cuestión semejante. No es legal ni corresponde”, afirmó Supply.

Por otra parte, dijo que los dadores de carga deben hacerse cargo de que están pagando un 30% menos de la tarifa orientativa a los camioneros. En cuanto a la actitud del gobierno nacional durante el conflicto pasado, señaló: “Nunca se quisieron hacer cargo de un posible acto de violencia. Nación se borró labrando el acta Nº20 que firmó con las cámaras, donde dice que son las provincias las que deben actuar con sus fuerzas de seguridad para que se liberen las rutas”.

Por otra parte, el referente de los transportistas autoconvocados destacó que el gobierno de Axel Kicillof garantizó el derecho a manifestarse del gremio. “Tiene que salvaguardar los votos y no ir en contra de la gente que se manifestaba. Él mismo me lo dijo, por ese motivo el ministro de Seguridad Sergio Berni no reprimió la protesta”, señaló.

En tanto, Fernando Rivara, presidente de la Federación de Acopiadores de Granos, señaló que la posibilidad de una nueva medida los pone en alerta. “Ya pusimos en pre aviso a cada acopiador para que inmediatamente haga la denuncia penal. Si bien sabemos que el gobierno nacional tiene otra mirada, la posición de la provincia de Buenos Aires es permitir que un grupo de empresarios del transporte tengan el derecho de decir quién pasa y quién no pasa por las rutas argentinas”, remarcó.

“Esa es la posición del gobernador provincial hasta que alguien diga lo contrario. Nunca nos han respondido de ningún Ministerio ni de ninguna Subsecretaría bonaerense”, añadió.

Para Rivara, la actitud de TUDA es “mafiosa, que avanza y cada vez tiene más cuerpo, donde los poderes del Estado son cómplices”.

“Están tratando de cambiar la ley y buscan que la tarifa pase de ser orientativa a obligatoria. Lo que escandaliza es la violación de un derecho constitucional y la complicidad de un Gobierno, de jueces y fiscales y que lleva a la destrucción del trabajo”, subrayó.

Según indicaron desde el gobierno bonaerense, “la provincia de Buenos Aires trabaja arduamente para lanzar dentro de los próximos 15/20 días un Registro Público de Transporte de Cargas (RPTC) moderno, digital y accesible” con “su tramitación desde cada uno de los 135 municipios que conforman la provincia. Los costos administrativos serán adecuados al contexto económico del sector, rondando aproximadamente los $470 por unidad a habilitar para circular en todo el territorio bonaerense”.

“La Subsecretaría de Transporte de la provincia de Buenos Aires inició una mesa de trabajo con la finalidad de trabajar herramientas administrativas que ayuden a la regulación del dador de carga”, agregaron. Indicaron que esa cartera “garantiza la operatividad de fiscalización continua junto con ARBA en las plantas de acopio” en la provincia.

“La provincia de Buenos Aires trabaja para implementar próximamente una certificado digital de tarifa de la carga transportada y su normativa, que podrá portar el transportista al momento de negociar su servicio con el dador de la carga”, indicaron.

Más información

Relacionados